lavozdigital.es
sol
Hoy 10 / 17 || Mañana 9 / 15 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Las solicitudes para montar chiringuitos este año aumentan por las nuevas condiciones

CÁDIZ

Las solicitudes para montar chiringuitos este año aumentan por las nuevas condiciones

La Junta recibe 152 peticiones para esta temporada, frente a las 128 del pasado año, para abrir bares y kioscos en las playas de la provincia

23.05.14 - 00:19 -
Las solicitudes para montar chiringuitos este año aumentan por las nuevas condiciones

Las nuevas concesiones para explotar en la provincia los chiringuitos de playa han despertado el interés de empresarios y emprendedores por este tipo de negocios. La demanda se ha disparado. Lo que antes era un trabajo familiar ha pasado a convertirse en un aliciente más para propietarios de bares de copas y restaurantes, que ven en estas instalaciones de temporada la gallina de los huevos de oro. La razón de esta atracción empresarial obedece a la modificación de los requisitos para acceder a una de estas concesiones administrativas. Durante décadas, la explotación de los chiringuitos ha estado marcada por la batuta de la Demarcación de Costas y por los planes especiales de los ayuntamientos, sin embargo, el Gobierno de la nación firmó en 2011 la transferencia de estas competencias a los gobiernos regionales. Desde entonces, la legislación ha variado en favor de los negocios. El caballo de batalla se encontraba en el ajustado periodo de concesión, lo que hacía muy difícil la amortización de las inversiones. Mientras que la concesión antes era por cinco años, con pequeñas prórrogas, ahora se sitúa en diez años, con una ampliación de cinco más, lo que aumenta la posible rentabilidad. El Ministerio se encarga de velar por el estado de las playas, mientras que la Junta es la competente a la hora de regular cómo se explotan estas instalaciones. Por su parte, los ayuntamientos son quienes definen los criterios de adjudicación e implantación.

Este nuevo escenario normativo ha provocado un aumento de las solicitudes de concesión con respecto a otros años. Así, la Delegación Provincial de Medio Ambiente de la Junta ha recibido un total de 152 solicitudes para la instalación de chiringuitos este verano en la costa gaditana. La cifra choca con la de otras ediciones, donde el número de solicitudes fue de 122, en 2012, y de 128, en 2013. En cualquier caso, no todas podrán tener el visto bueno definitivo de la Administración regional. De las solicitudes presentadas, el 70%, es decir, 107, ya tienen la aprobación definitiva, mientras que el 15%, unas 23, se encuentran en fase de tramitación porque solicitaron prórrogas en su momento. Hay ocho solicitudes que aguardan la resolución del expediente por deudas contraídas, mientras que otras 14, el 10%, corresponden a instalaciones anteriores a la Ley de costas de 1988 y necesitan ahora de una actualización.

Muy justos de tiempo

En cualquier caso, la instalación de los chiringuitos de playa esta temporada se antoja complicada en municipios como Cádiz y El Puerto, donde los concursos abiertos han acabado con polémica, debido al criterio municipal seguido para su adjudicación. En el caso de la capital de la provincia, el Ayuntamiento adjudicó las concesiones por el procedimiento de la subasta en lugar del concurso de méritos o profesionalidad. El mejor postor se ha llevado el gato al agua.

La patronal de empresarios del sector se mostró contraria a este sistema y la Federación regional interpuso en febrero un contencioso contra el Consistorio gaditano por la fórmula empleada. El presidente de la Federación regional, Norberto del Castillo, destacó en su momento a LA VOZ que el 27 septiembre de 2013 se recurrieron las bases del concurso y, pese a ello, el Ayuntamiento siguió adelante. Del Castillo indicó que también se presentó un contencioso en Marbella y Fuengirola porque el concurso se resolvió en los mismos términos que en Cádiz. En este sentido, señaló que existe jurisprudencia del Tribunal Supremo por un caso idéntico en Nerja.

Este mismo sistema de adjudicación se ha aplicado, según la patronal, en El Puerto, aunque, de momento, el caso no se ha elevado a los tribunales.

El problema ahora es otro. Los empresarios adjudicatarios de estas concesiones se encuentran con el agua al cuello, ya que entre las condiciones que figuraban en el expediente administrativo se incluía la renovación total del chiringuito y la aceptación de un nuevo modelo. Fuentes del sector han reconocido a LA VOZ que hay serias dificultades para cumplir con los plazos de montaje, «entre otras cosas porque hay pocas personas que puedan construir el nuevo modelo de chiringuito antes de primeros de junio, que es cuando arranca oficialmente la temporada de playas en la provincia». Esta situación no se ha dado en Chiclana, donde se han renovado las concesiones, pero se ha decidido que la renovación sea parcial en lugar de integral.

Inversión millonaria

Los empresarios han reconocido que la inversión es muy alta. El dinero que han tenido que desembolsar, la mayoría a golpe de créditos, oscila entre los 150.000 y los 200.000 euros, aunque la ampliación de la concesión hasta quince años permite afrontar ahora la inversión con más holgura y esperanza.

Los municipios que más solicitudes han presentado son Chipiona (17), Conil (17), Tarifa (16), Chiclana (15), El Puerto (13) y Cádiz (11). Desde la patronal se ha puesto de manifiesto que tanto en San Roque como en La Línea se mantienen aún las antiguas concesiones, «porque están agotando la última prórroga».

Los chiringuitos mantienen, por ahora, sus medidas y distancias decretadas en su momento cuando estaban bajo la supervisión del Ministerio de Medio Ambiente. Es decir, la superficie del chiringuito es de 150 metros cuadrados (100 de terraza y 50 de local) y deben guardar una separación de 200 metros lineales entre uno y otro.

No obstante, la patronal ha elaborado un borrador para modificar estos criterios, que será elevado para su debate tanto al Ministerio como a la Junta. Los empresarios pretenden que el chiringuito ocupe una superficie de 200 metros, de los 50 sean de terraza desmontable, 30 metros de aseo, 150 de local y otros 50 de terraza integrada. Además se aspira a que la distancia entre uno y otro sea de 150 metros en lugar de 200. Este borrador recoge también la diferenciación entre playas urbanas, aquellas que tienen construcciones a 500 metros de la línea de costa, y las naturales.

Videos de CADIZ
más videos [+]
CADIZ

lavozdigital.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.