En las carreteras de la Sierra de Cádiz se produce el 80% de los accidentes de la provincia.
En las carreteras de la Sierra de Cádiz se produce el 80% de los accidentes de la provincia. - L.V.
CONTROLES TRÁFICO

Vigilancia intensiva de Tráfico en la Sierra durante el Puente

La Guardia Civil desarrolla controles de velocidad, alcohol y otras drogas, estado de los vehículos, uso del móvil y otras distracciones

Actualizado:

Nos encontramos en pleno puente de la Constitución y la Inmaculada Concepción. Cinco días en los que se están produciendo multitud de desplazamientos tanto de largo como de corto recorrido. Según la DGT, en la provincia de Cádiz se prevén 117.000 desplazamientos durante este Puente, que suponen casi el 10% de Andalucía.

Por ello, dadas las características de esta provincia, con gran atractivo turístico, junto con las actuaciones habituales de cualquier operación especial de vigilancia y control de los flujos circulatorios en los días de mayor intensidad de salida y retorno hacia los lugares de origen, se ha intensificado la vigilancia y el control del tráfico en las carreteras de la Sierra de Cádiz, ya que es donde se concentran el mayor número de carreteras convencionales y se producen más del 80% de los accidentes de la provincia, a cargo de efectivos del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil.

Esta vigilancia intensiva en la Sierra de Cádiz que se está produciendo durante todos los días del Puente, comprende controles de velocidad, alcohol y otras drogas, estado de los vehículos, uso del móvil y otras distracciones.

En la jornada del 6 de diciembre, se controlaron 1.200 vehículos de los cuales se denunciaron a 112 por excesos de velocidad, tres por positivos en drogas y dos por infracciones a las normas de circulación.

Consejos de la DGT

La Dirección General de Tráfico (DGT) recomienda revisar el vehículo antes de comenzar el desplazamiento, ya sea de largo o de corto recorrido. Además, con el frío, el vehículo y sus elementos se encuentran sometidos a condiciones ambientales más severas y hay que prepararlo para ello.

Así como planificar el viaje, consultar si en la ruta elegida pueden darse condiciones meteorológicas adversas, extremar la precaución y la prudencia ante nieve, hielo, niebla, lluvia o fuerte viento, adaptando la circulación a esas circunstancias adversas. Y, por supuesto, respetar las normas de circulación.