TRIBUNALES

Las piedras de un caso que, de momento, solo se ha ganado en lo penal

Juan Cadenas sigue batallando en los juzgados por otros problemas que le provocó el ataque de los Cachimbas

Las piedras de un caso que, de momento, solo se ha ganado en lo penal

Cuando a Juan Cadenas le cambió por completo la vida fue en enero de 2015. Aquella madrugada los hermanos Cachimbas, Pedro, Jose y Jorge, se empeñaron en seguir siendo «los putos amos» del pueblo y le reventaron el ojo izquierdo con un cristal y a punto estuvieron de cortarle la yugular. Todo porque había detenido a uno de ellos que, según ya dictó la sentencia y él mismo reconoció durante el juicio, estaba haciendo trompos con su coche por las calles de Puerto Serrano. Como es conocido, asaltaron la Jefatura y allí casi matan al agente que, en el ejercicio de su trabajo, les plantó cara.

Y es esa misma Jefatura a la que ahora parece que el Ayuntamiento de Puerto Serrano no deja volver a Juan. Él ha pedido pasar a la segunda actividad para hacer por ejemplo tareas administrativas. Perdió el ojo pero no las ganas de seguir. Sin embargo, ha recibido un ‘no’ por respuesta. «Un jarro de agua fría», dice. Al menos, de momento. El agente municipal tiene todavía la posibilidad de recurrir dicha decisión y el Consistorio de replanteárselo.

Pero además de este frente, a Juan se le abrieron muchos más aquella noche. El primero, el penal, que es el único que ha ganado. A la espera de que el Supremo dicte el fallo como firme, la Audiencia Provincial de Cádiz condenó en marzo a sus agresores a penas de cárcel que van desde los 13 a los 8 años. Los Cachimbas recurrieron la condena alegando graves enfermedades mentales y drogadicción. Será el Alto Tribunal el que decidirá.

Lo segundo se dirimirá en el Juzgado de lo Social que tendrá que decidir sobre si se reconoce al policía local el recargo en las prestaciones por «la falta de medidas de seguridad» de la jefatura. El juicio se celebrará el próximo 7 de junio en Jerez. Y además le queda por delante la impugnación de su incapacidad. Cabe recordar que el INSSle otorgó una permanente total asignándole sólo un 55 por ciento de su salario el mismo día que concedía la absoluta con derecho a pensión del cien por cien de su base reguladora a su agresor.

Toda la actualidad en portada

comentarios