SIERRA

Piden que se acabe con las fumigaciones aéreas

La organización ecologista Greenpeace ha reclamado a la Consejería de Agricultura de la Junta que paralice «de inmediato» la fumigación aérea como la que se realiza contra la mosca del olivo en la Sierra Norte de Cádiz, por su peligrosidad para las abejas y otros polinizadors, y que se busquen alternativas más sostenibles como las utilizadas en la agricultura ecológica.

Greenpeace ha rechazado el uso de los insecticidas no selectivos, peligrosos potencialmente también para la salud de las personas, y ha denunciado que la fumigación se está haciendo de forma aérea, «una técnica prohibida en la UE y que se supone que solo puede realizarse en casos excepcionales, ya que al no ser selectivo y dispersarse mucho es mucho más perjudicial».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios