La lluvia ha obligado a que el acto se celebrase en el club de tropa del cuartel de San Carlos. - CARLOS CHERBUY
INFANTERÍA DE MARINA

San Pedro Abanto, el orgulloso pasado de la Infantería de Marina

El Tercio del Sur ha conmemorado el 144º aniversario de esta gesta, por la que recibió la Laureada de San Fernando

San FernandoActualizado:

«Nunca el desaliento en mi pecho anida. La historia me manda, vencer o morir». Así reza una parte del himno del Tercio del Sur que, como cada año, ha conmemorado este jueves la acción de San Pedro Abanto, sin duda, la gesta más heroica de su historia y uno de los hechos de armas más emblemáticos de la Infantería de Marina.

Un pasado que estos militares no olvidan y por el que el Segundo Batallón del Primer Regimiento de Infantería de Marina, antecesor directo del Tercio del Sur, recibió la Corbata de la Orden de San Fernando que luce en su bandera. Los hechos ocurrieron el 27 de marzo de 1874, durante la Tercera Guerra Carlista, cuando en los alrededores de Bilbao, este batallón de infantes, en clara inferioridad de fuerzas, plantó cara a los carlistas y «cuando el enemigo en el expresado día sembraba la muerte entre las fuerzas que se proponían arribar a sus importantes y disputadas posiciones, se condujo con tal arrojo y bizarría, que sin abandonar la línea de combate llegó a Murrieta, dejando tendida sobre el campo más de la tercera parte de su fuerza», según se recoge en la orden de concesión de esta corbata, que data de 1875. Y es que, es de destacar que el Tercio del Sur es la única unidad de la Armada que ostenta esta condecoración de carácter colectivo.

Cuarto mandamiento

Las condiciones climatológicas llevan semanas mandando en la provincia, por ello, el acto de conmemoración de dicha gesta se ha desarrollado este jueves en el club de tropa del Cuartel de San Carlos-Batallones de Marina de San Fernando, ante la inminente lluvia que comenzaba a descargar sobre La Isla.

A las 12.00 horas el Comandante de la Fuerza de Protección (GEPROAR), general de brigada Andrés Gacio Painceira, que ha presidido el acto, ha sido recibido con honores de ordenanza a su llegada. Tras ello, ha pasado revista a la fuerza presente, al mando del comandante de Infantería de Marina Juan Luis Espinar, y compuesta por una escuadra de gastadores, miembros de la Unidad de Seguridad de la Base Naval de Rota, de la Compañía de Plana Mayor y Servicios, de la Unidad Cinológica, de la Unidad de Música y banda de cornetas y tambores y un Equipo Operativo de Seguridad.

Seguidamente, se ha incorporado a la formación la Bandera del Segundo Batallón del Primer Regimiento de Infantería de Marina y los infantes de Marina han entonado el cuarto mandamiento de su decálogo: «seré siempre respetuoso con las tradiciones del cuerpo, estaré orgulloso de su historia y nunca haré nada que pueda desprestigiar su nombre». A lo que ha seguido la imposición de condecoraciones al personal del Tercio del Sur recompensado en los últimos meses y el homenaje a los que dieron su vida por España, recitando el texto «fueron grandes y fuertes, porque fueron fieles al juramento que empeñaron»... con aquéllos infantes de San Pedro de Abanto en la cabeza de los asistentes.

Determinación ante las dificultades

El orgullo de las páginas ya vividas, los valores que transmite a la actual generación y el ser fuente de enseñanza para los infantes de Marina que les sucedan son los tres puntos que ha destacado el coronel comandante del Tercio del Sur, Fernando del Olmo Ochoa.

«Debemos contribuir a mantener viva la gloriosa tradición de nuestro cuerpo», ha afirmado el coronel, pero «teniendo en cuenta que vivimos en 2018» y realizando las tareas diarias «con esfuerzo y compromiso». El comandante del Tercio del Sur, ha hecho especial mención en su alocución a las familias de los militares, «que soportan nuestras ausencias y son nuestro respaldo», así como a los infantes de Marina que «cubren guardias, servicios y destacamentos los 365 días del año, en San Fernando, Rota, el destacamento de la isla de Alborán o donde se les ordene».

Un Tercio del Sur que quiere «contribuir a expandir la Cultura de Defensa por todo nuestro entorno», ha afirmado el coronel del Olmo. En «Chiclana, Bornos, Jerez... por toda la provincia de Cádiz» y, por supuesto, en San Fernando, «de donde son muchos» de los militares que lo componen. Y que, ha subrayado su comandante, «mantiene su compromiso de seguir trabajando por el interés de la Infantería de Marina, sirviendo a la Armada y a España». Todo ello, «con determinación para superar las dificultades». «Estas son las lecciones que nos deja el 27 de marzo de 1844», ha concluido.

«¡Valiente por tierra y por mar! ¡Valiente por tierra y por mar!», las estrofas finales del himno del Tercio del Sur, que son el lema de los infantes de Marina, para poner el punto y final al acto de conmemoración de un día lejano que sentó las bases del presente.