El general Roldán en el momento de la jura de su cargo. - ANTONIO VÁZQUEZ
INFANTERÍA DE MARINA

«Aquellos que no contribuyan al esfuerzo común están en el sitio equivocado»

El general Rafael Roldán Tudela ha tomado posesión como nuevo General Comandante del Tercio de Armada

San FernandoActualizado:

«Seré respetuoso con mis mandos, leal con mis compañeros, generoso y sacrificado en mi trabajo», así reza el segundo mandamiento del decálogo del infante de Marina que durante el mediodía de este miércoles se ha escuchado en la Plaza de Armas 'Lope de Figueroa' del cuartel de San Carlos - Batallones de Marina. El motivo, la toma de posesión del nuevo General Comandante del Tercio de Armada (GETEAR, en el argot militar), Rafael Roldán Tudela, que coge el relevo del general Antonio Planells, que este martes juró su cargo como nuevo Comandante General de la Infantería de Marina (COMGEIM).

Precisamente el general Planells ha sido el encargado de presidir un acto al que han acudido numerosas autoridades civiles y militares, como los diputados Alfonso Candón y María José de Alba o el subdelegado de Defensa en Cádiz, el coronel Joaquín Tomás González. Y también de entregar el bastón de mando, que hasta el pasado día 12 de enero, fecha de ambos ascensos y nombramientos, era suyo.

Lealtad, humildad y compañerismo

«Hoy es el hito más imporante de mi carrera profesional», ha comenzado su discurso el nuevo Comandante del Tercio de Armada, que ha querido dedicar su primer recuerdo a sus padres, ya fallecidos, «él, un veterano coronel, que me enseñó que la milicia es una religión de hombres honrados y ella, mi madre, que me inculcó que nada se consigue sin esfuerzo».

El general Roldán ha puesto de relieve durante su discurso su amplio conocimiento de la unidad que ha pasado a mandar y a la que ha estado vinculado durante la mayor parte de su carrera. «Me conocéis y sigo teniendo las mismas convicciones de siempre», ha afirmado. A los militares del Tercio de Armada, ha señalado, promete lealtad, ser ejemplo, ganarse su confianza y fomar espíritu de unidad, «a cambio os pido la misma lealtad que os brindo, así como el porte militar y dedicación que siempre nos ha caracterizado», ha subrayado.

Asimismo, el nuevo GETEAR ha puesto especial énfasis en virtudes como la humildad, la cohesión y el compañerismo, tema en el que ha sido especialmente claro: «aquellos que no contribuyan al esfuerzo común están en el sitio equivocado». Al tiempo que ha advertido del importante reto que supone la actualización de capacidades, al que tendrán que enfrentarse los casi 3.000 hombres y mujeres que forman el Tercio de Armada. Y no ha querido terminar su discurso sin agradecer el «apoyo» de su esposa y sus tres hijos, «que me han enseñado que para alcanzar el éxito en la vida hay que tener mucha, mucha paciencia».

El fracaso no se contempla

Seguidamente, el Comandante General de la Infantería de Marina ha pedido al nuevo General Comandante del Tercio de Armada que inculque en sus subordinados amor a este cuerpo, «que se sientan orgullosos» y no olviden el pasado de la que es la Infantería de Marina más antigua del mundo. Asimismo, le ha instado a que vele por que los militares que componen el TEAR «reciban el adiestramiento adecuado» para cumplir con las misiones que se les asignen. «No escatiméis esfuerzos en ello. Es la diferencia entre el éxito y el fracaso y en nuestro oficio el fracaso nunca se contempla», ha advertido el general Planells. Y también que cuide los medios para que «estén plenamente operativos» y así contar con un alistamiento continuo, ya que «somos la primera opción de respuesta, la más resolutiva» y versátil, realizando cometidos tanto de ayuda humanitaria como para «hacer frente a una posible amenaza internacional».

Por último, el general Planells ha aprovechado para despedirse del destino que ha ocupado durante los dos últimos años, agradeciendo a los infantes de Marina del Tercio de Armada su lealtad. «He tenido el privilegio de dirigir a una de las mejores unidades», ha afirmado.

El acto ha terminado con el desfile de la Fuerza, al mando del teniente coronel José Ignacio Yániz López y compuesta por una escuadra de gastadores, banda y música del Tercio del Sur, banderas coronelas y dos batallones por la avenida Mariscal de Campo Montero y Subiela. Ahora el general Roldán tiene por delante, como le ha señalado su antecesor, «conducir a estos hombres y mujeres al éxito».