CONSTRUCCIÓN

Vuelven las grúas a la provincia de Cádiz

La construcción repunta en Cádiz tras una década de parálisis total y destrucción de empleo

Promoción de viviendas en el antiguo solar de las bodegas Abarzuza
Promoción de viviendas en el antiguo solar de las bodegas Abarzuza - FRANCIS JIMÉNEZ

«Se necesitan escayolistas y personal especializado en pladur». «Empresa de reformas del hogar precisa pintores y albañiles». «Oferta de empleo para electricistas». Estas son algunas de las ofertas que pueden verse en las páginas de anuncios de internet o en algunas webs del sector. Vuelve la contratación a uno de los sectores malditos de la economía: la construcción.

No ha sido fácil remontar el vuelo después de casi diez años de parálisis total y destrucción de empleo. De nuevo, el mercado laboral gaditano precisa albañiles, pintores, electricistas…. y el mejor ejemplo de ello lo encontramos en la estadística laboral de los últimos cinco meses, donde 1,829 gaditanos han encontrado trabajo en el ladrillo. El sector de la construcción cerró el año 2016 con 19.632 desempleados a sus espaldas, mientras que en mayo de este año, último dato oficial del que se tiene constancia, la cifra era de 17.803. El presidente de la Federación de Empresarios de la Construcción de Cádiz (FAEC), Emilio Corbacho, admite que la situación progresa de manera adecuada y ya se advierte una mejoría creciente, que permite afrontar con más optimismo el futuro del sector.

El sector empieza a generar actividad y permite a casi 2.000 gaditanos volver al tajo en los últimos cinco meses
En el camino se han perdido miles de puestos de trabajo en la provincia y cientos de promociones de viviendas se fueron al traste. Los bancos arramblaron con ellas ante la imposibilidad de los promotores de vender y afrontar los costes de la obra. El sector se vino abajo. Si en 2008, la construcción contaba con 55.150 ocupados en la provincia, en 2011, la mano de obra se situó en 31.000, un 43,7% menos, según estudio regional del sindicato UGT. Corbacho ha destacado que el sector tocó fondo, precisamente entre los años 2011 y 2014, y ha sido en 2015 cuando empezó una tímida remontada que se está consolidando en 2017. En el caso de Cádiz, las grúas han empezado a florecer en distintos puntos del mapa provincial. Así, ya es perceptible el movimiento en la costa y en la capital, donde se trabaja en una promoción de 111 viviendas de nueva construcción en el antiguo solar de bodegas Abarzuza, en la calle García Carrera, en la glorieta principal de la Zona Franca o en pequeñas actuaciones de rehabilitación que se llevan a cabo en el casco histórico.

Mejora del consumo familiar

El economista gaditano Javier Fernández ofrece alguna de las claves de esta mejora que permiten al ladrillo volver a respirar. En su opinión, se ha vuelto a la senda de la recuperación estable, es decir, el consumo doméstico recupera la confianza y se permite ahora afrontar una hipoteca. Fernández señala que esa hipoteca es ahora factible gracias a que las entidades financieras han abierto el grifo del crédito y, en algunos casos, ofrecen préstamos superiores al 80% del valor de la tasación.

El tercer dato que aporta este experto está relacionado con el cambio de modelo que ha sufrido el sector, es decir, se tiende ahora a pisos más pequeños y, por tanto, algo más económicos, lo que permite a las familias endeudarse sin asfixiarse. De hecho, el nivel de endeudamiento de las familias ha crecido en el primer trimestre del año, algo insólito en los años de crisis. No obstante, se advierte en el consumo más prudencia que antes.

Rehabilitación de fachadas en plena calle Ancha
Rehabilitación de fachadas en plena calle Ancha- FRANCIS JIMÉNEZ

Sin embargo, Javier Fernández llama la atención sobre el tipo de desarrollo económico hacia el que se encamina el país, en general, y Cádiz, en particular. Señala que volvemos a delegar el crecimiento económico sobre sectores que dependen en exceso de situaciones muy coyunturales y, sobre todo, cíclicas. Este es el caso del sector servicios y de la construcción. Según Fernández., es necesario mantener el crecimiento en ambos, pero es obligatorio apostar por el sector industrial y la innovación que son los que aportan valor añadido al desarrollo económico y garantizan la estabilidad.

Para llegar a esta situación, la construcción ha tenido que esperar, por un lado la respuesta de la banca, y por otro, a depurar el stock de viviendas que dejó la crisis sin vender, la mayoría de ellas en poder del os bancos.

Florecen nuevas promociones de viviendas en la capital y en las zonas de costa
El presidente de los constructores gaditanos, Emilio Corbacho, destaca que ese stock ha disminuido, lo que permite ahora regresar a la construcción de pisos de renta libre. De hecho, la mejora del sector es fruto de este tipo de promociones. Cádiz contaba en 2010 con 17.080 viviendas en stock, según el Ministerio de Fomento. Ese mismo año, en Andalucía, el parque inmobiliario inmovilizado era de 112.247 pisos. La situación ha cambiado en 2015, último año del que se tiene referencia, al contar en Cádiz con 12.023 viviendas en stock. Así Cádiz es la segunda provincia, por detrás de Sevilla en viviendas en stock. Sin embargo, Cádiz, junto con Málaga, es la provincia donde más ha bajado el estocaje a nivel regional. Las viviendas ahora en stock en Andalucía son 79.042.

Toda la actualidad en portada

comentarios