Accidente en la N-340 entre Vejer y Algeciras
Accidente en la N-340 entre Vejer y Algeciras - A. V.
TRÁFICO

Vivir después de un accidente de tráfico

Cádiz figura entre las provincias con más heridos graves y con secuelas por siniestros al volante

CÁDIZActualizado:

Las carreteras de la provincia se han cobrado la vida de 17 personas entre enero y octubre de este año sin contar aún las que han fallecido atropelladas o en vías interurbanas. El dato global de 2016 fue de 41 personas muertas en accidentes de tráfico en nuestras carreteras. Ese año se contabilizaron 2.757 accidentes con 211 heridos hospitalizados y 3.942 leves. Las últimas referencias de la Dirección General de Tráfico revelan que 32 personas fallecieron en la provincia en accidente de tráfico en 2015, frente a los 41 de 2014.

Un estudio sobre seguridad vial elaborado por la fundación Línea Directa ha repasado la trayectoria de la siniestralidad al volante, así como de sus secuelas y hace especial hincapie en los efectos colaterales que deja sobre las víctimas que sobreviven a una tragedia en la carretera. Así, Cádiz figura entre las provincias andaluzas con más heridos graves con secuelas de por vida. Según el informe, el 70% de los heridos graves en accidentes de tráfico sufren secuelas de por vida. En este sentido, las tres provincias andaluzas con más heridos graves con secuelas de por vida son: Almería (80%), Granada (79%) y Jaén (77%). En el caso de Cádiz esta cifra es del 67%.

El 8,6% de los accidentes de tráfico ocurridos en España tienen, al menos, un lesionado, una proporción que se incrementa en las zonas de costa, con alta afluencia turística y en las regiones de orografía más montañosa. De hecho, las provincias con mayor proporción de lesionados son Las Palmas, Pontevedra y Murcia. En el caso de Andalucía, destacan Cádiz (14%) y Almería (11%). En el lado contrario se encuentran Toledo, Segovia y Zamora, con tasas muy inferiores a la media nacional. En cuanto a Andalucía, por debajo de la medía tenemos a Córdoba, Huelva y Jaén.

Todos lo hemos vivido alguna vez. Un atasco inesperado con fuertes retenciones, un carril cortado, sirenas encendidas y al final, una ambulancia. Son los inequívocos síntomas de una de las causas de hospitalización más comunes en nuestro país: los accidentes de tráfico. No en vano, en la última década, casi 1,3 millones de españoles –más de 200.000 en Andalucía-, el equivalente a casi el 3% de la población total del país, ha resultado herido en un incidente de circulación.

Además, la gravedad de las lesiones por accidente de circulación también alarma: según datos aportados por Línea Directa Aseguradora, en España el 70% de los heridos graves en accidente de tráfico sufren secuelas de por vida. En 2015, último dato oficial de la DGT, se produjeron en Cádiz 3.080 accidentes de tráfico con resultado de 32 muertos, 229 heridos hospitalizados y 4.444 heridos que no necesitaron hospitalización

En muchos casos, las lesiones no son ni inevitables ni fortuitas, ya que, en no pocas ocasiones, provienen de graves negligencias por parte de los conductores españoles. De hecho, el 44% de los niños fallecidos en accidente de tráfico y el 30% de los que resultaron heridos graves, no llevaban sillita infantil. Por si eso fuera poco, el 32% de los fallecidos y el 19% de los heridos graves, no usaban cinturón de seguridad.

Las multas por exceso de velocidad batieron un récord el año pasado en Cádiz. Los radares cazaron a 83.577 conductores por encima del límite de velocidad, lo que permitieron al Estado ingresar por multas 4,7 millones de euros.