Una veterinaria le pone a un perro la vacuna de la rabia.
Una veterinaria le pone a un perro la vacuna de la rabia. - La Voz
SALUD

Los veterinarios alertan del peligro de la rabia en la provincia de Cádiz

El Colegio Profesional de Cádiz incide en que la cercanía con el norte de África supone un factor de riesgo y recuerda la obligación de vacunar

CÁDIZActualizado:

Este jueves se celebra el Día Mundial contra la Rabia, una enfermedad que parece algo del pasado pero ante la que los veterinarios gaditanos llaman a tener prudencia. Así, su Colegio Oficial subraya que la rabia es una enfermedad presente apenas a unos kilómetros del sur peninsular. «La prevención mediante la vacunación de perros, gatos y hurones es el método más eficaz contra la rabia. España es un país libre de rabia, lo que significa que la enfermedad no está presente y eso es gracias a las campañas de vacunación que se han realizado en las últimas décadas», indica Federico Vilaplana, presidente de los veterinarios de Cádiz.

Sin embargo, recuerda, «en la provincia de Cádiz debemos permanecer siempre alerta. Por nuestra cercanía con el norte de África, somos puerta de entrada de esta enfermedad. De hecho, lo único que nos separa de ella son las vacunas y los estrictos controles veterinarios a los que son sometidos los animales a la hora de entrar en el país».

Hay que recordar que la rabia es una enfermedad mortal transmitida por animales infectados. Afecta al sistema nervioso central de los mamíferos, entre ellos, los seres humanos. La transmisión se produce a través de la saliva de un animal enfermo (la mayoría perros) y para cuando aparecen los síntomas, la enfermedad es incurable, tanto en animales como en personas.

A día de hoy, la rabia es una de las enfermedades más mortíferas del mundo. La Organización Mundial de la Salud estima que la rabia provoca unas 60.000 muertes al año. En su mayoría, de niños.

Vilaplana hace hincapié en que «el caso de la provincia de Cádiz es especialmente significativo dentro del conjunto del país y requiere máxima atención por parte de la ciudadanía, las administraciones, los medios, los agentes de salud y los veterinarios, por supuesto».

El Colegio de Cádiz recuerda que, en la provincia, la vacunación contra la rabia es obligatoria en perros, gatos y hurones domésticos (al igual que en el resto de Andalucía). La vacuna se suministra una vez al año por parte de los veterinarios y gracias a la responsabilidad de los propietarios, «cada vez más concienciados en la importancia de prevenir para mantener la salud de sus mascotas y la familia».

La fecha de la última vacunación contra la rabia consta en la documentación de la mascota. No cumplir la normativa puede acarrear importantes sanciones para propietarios. Pero sobre todo, recuerda Vilaplana, «puede ponernos frente a una enfermedad para la que no existe cura».