SUCESOS

«Lo único que hizo fue tener un hijo con una amiga»

El abogado de la pareja acusada de usar un vientre de alquiler afirma que los 10.000 euros que supuestamente pagaron fueron para ajuar y gastos médicos y que entre los investigados existió «un pacto altruista»

«Lo único que hizo fue tener un hijo con una amiga»
M. ALMAGRO - Actualizado: Guardado en:

Tras el revuelo levantado tras conocerse la detención de una mujer y una pareja por la supuesta compra de un bebé por 10.000 euros, el abogado del presunto padre biológico de la niña, sostiene que su cliente no pagó «ninguna cantidad» por tener a «su propia hija»mediante un vientre de alquiler. También asegura que el dinero que los investigadores dicen que se fue entregando de manera fraccionada a Sonia C. C., la madre de la menor que reside en Villamartín, fue «para ropa y ajuar», además de para las consultas médicas que tuvo durante el embarazo. «Lo único que hizo fue tener un hijo con una amiga», afirma.

Porque, al margen de consideraciones de otro tipo, ése es el punto central de la investigación y podría considerarse un delito penal. Es decir, si los acusados compraron al bebé. Los agentes de la Unidad de delitos contra las personas de la Guardia Civil de la Comandancia de Cádiz consideran que hay pruebas sobradas de este hecho, como los mensajes intercambiados entre los investigados «pactando una coartada», la lista de contactos de vientres de alquiler que tenía la pareja en sus contactos, o el hecho de que la niña no se hubiera inscrito en el Registro Civil.

«Juan José, quien deseaba ser padre, mantuvo una relación afectiva con Sonia, a quien propuso tener un hijo mediante inseminación artificial», insiste por contra su abogado. «En absoluto se ha alterado la filiación de la recién nacida:se promovió su inscripción en el Registro Civil, constando en todo momento como madre Sonia y como padre Juan José» en el marco de un acuerdo entre ambos que califica como «altruista». Esta consideración se contradice con los datos que recabó la Guardia Civil tras hacer un seguimiento del caso.

Retirada la patria potestad

El investigado declaraba este miércoles por videoconferencia desde Almería ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Arcos acusado de un presunto delito de alteración de la paternidad, mediando compensación económica, y contestaba a las preguntas de todas las partes. Pero mientras continúa la investigación, el juez ha acordado como medida cautelar la suspensión de la patria potestad del bebé, tanto de la madre como del supuesto padre, a la vez que le ha solicitado una prueba de paternidad.

El letrado ha tildado de «barbaridad» que a su representado se le achaque la presunta comisión de un delito de suposición de parto y de la alteración de la paternidad, estado o condición del menor que en el artículo 221 del Código Penal que podría suponer hasta cinco años de prisión. Destaca además que la recién nacida, a la que recogieron del hospital a los tres días de nacer para llevársela junto a ellos a Almería, nunca ha estado «desatendida». «Siempre estuvo debidamente cuidada y era especialmente querida», por lo que no entiende la retirada de la patria potestad al supuesto progenitor.

En un comunicado lanzado a los medios titulado por el abogado ‘¿Por qué no puede un homosexual ser padre?’, el letrado entra en el encendido debate que ha avivado este caso en todo el país. «Por maternidad subrogada se entiende la situación en la que una mujer queda embarazada con la intención de ceder al niño al nacer. Esta gestación está expresamente permitida y regulada en múltiples países, incluso de la Unión Europea, en los que se permite una paternidad legal distinta de la maternidad biológica».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios