Conmemoración

El Tricentenario provocará una pequeña gran regata el 21 de mayo en la Bahía

El Ateneo pretende recrear las históricas flotas de Indias con una concentración de veleros que bordearán el casco antiguo de la capital gaditana

El Tricentenario provocará una pequeña gran regata el 21 de mayo en la Bahía

La Bahía de Cádiz reproducirá el próximo 21 de mayo, mediante una gran concentración de veleros, las históricas flotas de Indias, dentro de los actos de la conmemoración del tricentenario del traslado de la Casa de la Contratación de Sevilla a la capital gaditana.

El Ateneo de Cádiz, organizador de esta actividad, anuncia que la concentración de barcos, con parada naval y regata, bordeará el casco antiguo de la capital gaditana por la Canal Vieja o Canal del Sur, en un recorrido de ida y vuelta desde la boya Ana. Eso permitirá que sea visible desde todo el perímetro del Casco Antiguo y las zonas más próximas al centro de las dos líneas litorales: el perfil atlántico y el portuario.

La inscripción será gratuita para armadores y tripulantes de los cruceros a vela que participen.

El Ateneo recuerda que una concentración de barcos similar ya se realizó en 2005 coincidiendo con el bicentenario de la Batalla de Trafalgar, desde el faro de Trafalgar, que llegó a reunir 125 veleros con casi un millar de tripulantes.

A la espera de confirmación de previsiones meteorológicas más concretas según se acerque la fecha elegida para el evento, el horario previsto de la concentración será a las 11.30 horas y la salida se espera para una hora más tarde. Los veleros deberán navegar en paralelo al lienzo de la muralla de Cádiz, tras doblar la punta de San Felipe, y se espera el regreso al mismo punto de origen las 15.30 horas.

Tricentenario: Convivencia en el Club Náutico

El acto concluirá con una comida marinera en el Club Náutico de Cádiz, donde se hará entrega de recuerdos y distinciones a los participantes en la navegación. La convocatoria está dirigida a veleros de pequeño y mediano tamaño, aunque también se trabaja ya en la presencia de algunos barcos de mayor tamaño y de propiedad institucional o empresarial.

El objetivo de esta actividad náutica es «concentrar una gran flota de veleros tripulados por navegantes apasionados del mar y los vientos de Cádiz y su bahía», y recordar el «momento en el que Cádiz fue emporio del orbe y el puerto natural más importante de su época».

El Ateneo de Cádiz también quiere que esta parada naval sirva para «estrechar lazos con los países hermanos del otro lado del Atlántico» y «concienciar a la ciudadanía de la importancia de la historia y la cultura del mar».

De hecho, el evento que se conmemora (el traslado de la Casa de Contratación a Cádiz) supuso el inicio del mayor periodo de prosperidad comercial, industrial, social y cultural de la capital gaditana. Ese esplendor, de casi dos siglos, llegó propiciado por las potencialidades de la capital gaditana como puerto marítimo que conectase con toda América.

Toda la actualidad en portada

comentarios