INFRAESTRUCTURAS

El tren de La Cabezuela marcha a paso lento

La obra, anunciada como inminente el pasado abril, necesita de una nueva redacción y de otro trámite para su licitación

El proyecto está en manos de Adif y Puertos del Estado, pero es obligatorio poner el contador a cero, modificar el trazado anterior y rescindir el antiguo contrato de obra

En septiembre de 2008 comenzó la obra del segundo tramo en suelo portuario. Aún restan 5,5 kilómetros de trazado
En septiembre de 2008 comenzó la obra del segundo tramo en suelo portuario. Aún restan 5,5 kilómetros de trazado - A. V.
JAVIER RODRÍGUEZ - @JavierLaVoz Cádiz - Actualizado: Guardado en:

Las obras de palacio van despacio. Este refrán popular es perfectamente aplicable a dos infraestructuras clave que necesita la provincia y que, de momento, siguen atrapadas en la maraña administrativa. Una es la reordenación del nudo de Tres Caminos, aún en fase de estudio pese a contar con presupuesto, y la otra, la conexión ferroviaria entre el muelle de La Cabezuela y la línea Cádiz-Sevilla, una obra vital para sacar por tren las mercancías que llegan hasta el puerto gaditano. El nudo de Tres Caminos lleva un ritmo más lento que el proyecto del tren de La Cabezuela, sin embargo, la puesta en marcha de esta última obra fue un proyecto anunciado el pasado abril como inminente por la entonces ministra de Fomento, Ana Pastor.

De hecho, el 27 de ese mismo mes se firmó en la sede de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC) el convenio mediante el cual la inversión se ponía en manos de Puertos del Estado y de Adif. Ambas instituciones, que dependen de Fomento, serán las encargadas de desarrollar la obra, pero siete meses después de aquella firma, el proyecto sigue en los despachos ministeriales.

Fomento topa con un proyecto más complejo de lo esperado, que impide fijar el inicio de la obra

Fuentes de Puertos del Estado y de Adif han confirmado a LA VOZ que los técnicos se encuentran en plena fase de redacción del proyecto para sacar nuevamente a licitación la obra. Este ha sido uno de los grandes contratiempos de esta obra, tan reclamada como deseada por los agentes sociales de la provincia. Fomento ha reconocido la urgencia de esta infraestructura para la Bahía de Cádiz, pero ha sido necesario rescindir el contrato anterior y poner el contador a cero para redactar un nuevo pliego de condiciones para su licitación y posterior adjudicación. No hay que olvidar que el Gobierno socialista adjudicó la obra en 2009 a la UTE formada por Ploder Uicesa y Vialobra por 17,7 millones de euros y 32 meses de ejecución, pero una de las constructoras, Ploder Uicesa, entró en concurso de acreedores al año siguiente y se paralizó su ejecución. Desde entonces, este proyecto ha estado en el cajón ministerial a la espera de un nuevo impulso.

La ministra Pastor reactivó el proyecto el pasado abril, sin embargo, habrá que esperar aún hasta que sea una realidad.

La obra del Tren de La Cabezuela forma parte de un conjunto de actuaciones para convertir al puerto de la Bahía en una plataforma logística de mercancías de primer nivel y poder captar los nuevos flujos de tráfico marítimo que ha generado la ampliación del Canal de Panamá. El objetivo no es otro que Cádiz aparezca en el mapa de la red internacional como ruta marítima de las mercancías hacia África y el sur de Europa.

Crece el negocio portuario

A esta importante actuación en La Cabezuela se suma además la obra de la nueva terminal de contenedores y el acceso rodado a dicha terminal, que discurre bajo tierra entre la Carretera Industrial y los terrenos del astillero de Cádiz. Estas dos últimas obras se encuentran en su última fase de construcción, por ello urge la puesta en marcha del tren de La Cabezuela. La culminación de los tres proyectos permitirán al puerto de Cádiz ganar en competitividad.

El volumen de negocio del puerto gaditano va a más. En materia de cruceros, la previsión de escalas para 2017 es de 280, una cifra similar a la de 2016, sin embargo, el gran reto ahora está en mejorar sus cifras de contenedores y graneles. El tráfico de mercancías (graneles líquidos y sólidos y mercancía general) ha crecido hasta octubre de este año un 7,6% respecto al mismo periodo de 2015.

La obra de La Cabezuela es vital para ofrecer una alternativa al transporte de mercancías. Hasta ahora, la única forma de sacar esa producción del puerto es por carretera. La nueva línea ferroviaria proyectada conectaría el mismo muelle con la línea Cádiz-Sevilla a la altura de la estación de Las Aletas. La nueva conexión permitiría colocar las mercancías en un tiempo récord en Madrid y de allí, al resto de Europa.

En abril de este año, la minsitra Pastor asistió en Cádiz a la firma del convenio que reactivaba la obra
En abril de este año, la minsitra Pastor asistió en Cádiz a la firma del convenio que reactivaba la obra- A. V.

El proyecto del tren de La Cabezuela se frenó en seco en marzo de 2011. La construcción de un enlace ferroviario entre el muelle de Puerto Real y la estación de Las Aletas se paralizó tras dar en quiebra una de las dos empresas constructoras que se hicieron con la adjudicación del proyecto en julio de 2009. La idea de habilitar una conexión por tren en el muelle de Puerto Real surgió hace más de diez años cuando la Autoridad Portuaria de Cádiz, Zona Franca y los propios empresarios comprobaron que solo sería necesario un trazado de casi cinco kilómetros para conectar La Cabezuela con la línea ferroviaria Sevilla-Cádiz, a la altura de la estación de Las Aletas. Para ello, se rescataría la antigua vía que se encuentra en desuso en el polígono de El Trocadero, justo detrás de los terrenos de Delphi.

Una década de gestión

Esta idea maduró en el tiempo y en septiembre de 2000, el Ministerio de Fomento incluyó en su Plan de Infraestructuras 2000-2007 lo que se denominó como acceso ferroviario al Bajo de La Cabezuela. Sin embargo, hubo que esperar a que el proyecto contara con presupuesto. Así, la Autoridad Portuaria de Cádiz y la Zona Franca se comprometieron a adelantar parte de la inversión con tal de que saliera adelante. En septiembre de 2008, las obras comenzaron en el suelo portuario de La Cabezuela gracias a la gestión de la Autoridad Portuaria, que logró su cofinanciación con fondos europeos.

La obra se planificó en dos tramos. El primero, en la zona del muelle, y el segundo, desde los astilleros hasta Las Aletas. De esta forma, la Autoridad Portuaria ponía sobre la mesa los cinco millones de euros para la construcción de las tres terminales dentro de La Cabezuela.

La obra portuaria concluyó al poco tiempo y, en junio de 2009, Fomento adjudicó la construcción del segundo tramo por 17,7 millones de euros y en un plazo de ejecución de 32 meses. El proyecto incluía además un paso elevado para el tren desde el aparcamiento de los astilleros de Puerto Real hasta la zona de marismas para salvar así el paso de la carretera de acceso a Cádiz.

Los informes del trazado tienen que pasar otra vez por la lupa de Medio Ambiente y Carreteras

Pero la inversión encontró un serio revés en mayo de 2010 cuando una de las dos empresas adjudicataria de los trabajos, Ploder Uicesa, dio en suspensión de pagos. Fomento no tuvo más remedio que recomponer la situación y anunció la necesidad de sacar un nuevo concurso público. Sin embargo, al poco tiempo, el Gobierno de la Nación hizo público un severo plan de ajuste para reducir el déficit y la obra pública en su conjunto quedó muy tocada. Fomento, entonces en manos del PSOE, reconoció que la inversión de La Cabezuela no era prioritaria y devolvió el proyecto al cajón a la espera de mejores tiempos económicos.

En junio de 2013, un foro empresarial celebrado en Cádiz, con la asistencia del secretario general de Infraestructuras del Gobierno del PP, Manuel Niño, puso sobre al mesa la necesidad de recuperar esa inversión.

El Gobierno del PP, a través de su entonces ministra de Fomento, Ana Pastor, reactivó el proyecto en primavera, aunque reconoció que el diseño inicial necesitaba modificaciones y era necesario volver a redactar el pliego de condiciones para sacarlo a concurso. Todo apunta a que en el segundo semestre de 2017 se dé el pistoletazo de salida a una obra clave para el desarrollo industrial de la Bahía.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios