TRÁFICO

Tráfico instala trece cámaras en carreteras de Cádiz para 'cazar' imprudencias al volante

Los nuevos dispositivos se han estrenado con una campaña especial en favor del uso del cinturón de seguridad

El cinturón de seguridad, junto con el exceso de velocidad, es una de las principales causas de sanción
El cinturón de seguridad, junto con el exceso de velocidad, es una de las principales causas de sanción - LA VOZ
JAVIER RODRÍGUEZ - @JavierLaVoz Cádiz - Actualizado: Guardado en:

Las nuevas tecnologías siguen a pie de carretera. Al margen de los 24 radares fijos que cuenta la red provincial y de los 30 puntos móviles donde se suelen colocar estos dispositivos de manera aleatoria, la Jefatura Provincial de Tráfico ha estrenado un nuevo sistema de vigilancia para perseguir las infracciones al volante. Se trata de trece cámaras de vigilancia de visión artificial, colocadas en otras tantas carreteras del mapa gaditano. El objetivo de estos visores no es otro que cazar imprudencias en la conducción.

De momento, se han estrenado con una campaña especial para perseguir a aquellos conductores y sus acompañantes que no usan el cinturón de seguridad. Las cámaras se encuentran repartidas tanto en autovías como en carreteras convencionales y están conectadas directamente con el centro de multas de León, es decir, no se necesita la presencia física de un agente para tramitar la sanción. El presidente de Automovilistas Europeos, Mario Arnaldos, destaca que se trata de un dispositivo muy avanzado que actúa en función de una serie de parámetros o patrones establecidos en el software con anterioridad. En este caso se trata del cinturón de seguridad pero puede advertir también el uso del móvil al volante. Las cámaras graban durante 24 horas al día y recogen la supuesta imprudencia mediante una foto. La multa por no usar el cinturón es de 200 euros y conlleva para el infractor tres puntos menos del permiso de circulación.  Según los datos aportados por la Jefatura de Tráfico, el 88,56% de los conductores lo utiliza en las vías urbanas de la provincia mientras que la cifra alcanza el 99,18% en las carreteras.

La Dirección General de Tráfico ha instalado 222 cámaras en todo el país. Cabe destacar que el exceso de velocidad, el no uso de cinturón de seguridad y el inadecuado mantenimiento del vehículo son las tres infracciones más comunes, que los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han detectado entre más de medio millón de vehículos controlados durante los siete días de campaña de vigilancia de la conducción en carreteras convencionales, que la DGT realizó del 3 al 9 de octubre y en la que se ha denunciado a 29.473 conductores.                                               

Exceso de velocidad

El cumplimiento de los límites de velocidad sigue siendo una de las   asignaturas pendientes de la seguridad vial en nuestro país. En esta campaña 18.664 conductores han sido denunciados por circular a una velocidad superior a la permitida. 

Otra de las infracciones más habituales ha sido el no uso del cinturón de seguridad. Sólo en una semana,  1.554 personas han sido denunciadas por no llevar puesto el cinturón de seguridad mientras viajaban y otras 63 por no llevar a los menores que transportaban con su correspondiente sistema de retención infantil. Llevar puesto el cinturón reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente.

Respecto al uso del casco, 72 personas circulaban sin hacer uso de este dispositivo de seguridad. No llevar casco incrementa el riesgo de lesión en la cabeza, la severidad de las lesiones, el tiempo de internamiento en el hospital y la probabilidad de muerte como consecuencia de lesiones en la cabeza (3 de cada 4 motoristas fallecen a consecuencia de heridas en la cabeza). 

De entre las infracciones que representan una distracción destaca el uso del móvil. 771 conductores han sido denunciados por este concepto. Por usar  auriculares han sido denunciados 79 conductores. En total, solo en una semana y sólo en carreteras convencionales 1.057 conductores han sido denunciados por distracciones al volante.  

Continuando con el objetivo de Tolerancia Cero de alcohol y drogas en la conducción, durante la campaña se han realizado controles de estas sustancias a conductores que circulaban por carreteras convencionales. En siete días 1.507 conductores han dado positivo en las pruebas de alcohol (1.079) y drogas (428). 

Debido a las peculiaridades que tienen las carreteras convencionales, los adelantamientos, los cruces de vías o las prioridades de paso son especialmente controlados.  Durante una semana 357 conductores fueron sorprendidos realizando un adelantamiento antirreglamentario y otros 303 saltándose una señal de stop o ceda el paso.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios