SANIDAD

Los trabajadores de Pascual lamentan la «lentitud» para definir el concierto

La plantilla no renuncia a la idea de convocar una huelga que aplazan ahora hasta el próximo día 30

Los trabajadores de Pascual lamentan la «lentitud» para definir el concierto
ELENA MARTOS Cádiz - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

Los trabajadores de Pascual no dan pie a la confianza y vuelven a denunciar la «excesiva lentitud» con la que avanza el acuerdo para el concierto. La plantilla no está dispuesta a hacer ni una sola concesión hasta que se firme de manera definitiva el contrato, pues «la situación es exactamente la misma que hace un año y nos vimos como nos vimos», ha recordado este miércoles el presidente del comité intercentros, José María Manzano.

Tras la reunión mantenida hoy en el Sercla entre los profesionales y los responsables de la compañía sanitaria, el representante sindical ha exigido «más información» sobre el avance de las reuniones y «una mayor celeridad en el proceso», pues se esperaba tener ya a punto el contrato durante este primer trimestre del año y tiene sus plazos.

Ante esta tesitura, los trabajadores mantienen la convocatoria de huelga indefinida que han venido aplanzado desde diciembre sin renunciar a ella. La han fijado para el próximo 30 de enero a la espera de que haya «las suficientes garantías de que el acuerdo se ha cerrado definitivamente». Sin embargo, reprochan que «los plazos no se estén cumpliendo con la seriedad que el asunto requiere».

Por el momento, los hospitales de Villamartín, El Puerto y Sanlúcar, donde no existe otra alternativa sanitaria, han vuelto a recibir pacientes derivados del SAS sin restricciones. Lo hacen desde la semana de Navidad y han aliviado a los centros públicos que se vieron saturados por la decisión de las clínicas privadas de limitar los ingresos mientras no hubiera concierto.

Desde que se firmó el preacuerdo, el grupo ha vuelto a contar con un buen número de trabajadores a los que no renovó el contrato. El gesto da muestras de la buena predisposición, pero no es garantía de nada. Al menos así lo ven los trabajadores que ya avisan de que «seguirán muy vigilantes a los acontecimientos» y no dudan en volver a movilizarse en la calle si no hay signos pronto.

Toda la actualidad en portada

comentarios