INDUSTRIA NAVAL

Los trabajadores de astilleros impiden de nuevo el traslado de material a Ferrol

Es la segunda vez que logran frenar los camiones como protesta por el traslado de parte de la carga de trabajo destinada a la Bahía deCádiz

Trabajadores de Navantia Puerto Real
Trabajadores de Navantia Puerto Real - ANTONIO VÁZQUEZ
JAVIER RODRÍGUEZ Cádiz - Actualizado: Guardado en:

Los trabajadores del astillero de Puerto Real siguen con una serie de movilizaciones simbolícas en el interior de la factoría a la espera de que se defina un calendario de protestas más amplio contra el desvío de carga de trabajo de los petroleros de Cádiz a Ferrol. La plantilla siguió ayer con el plante y evitó de nuevo que saliera mercancía con destino a la planta ferrolana. El comité de empresa celebrará este jueves una asamblea en la que expondrá a los trabajadores las conclusiones de la reunión mantenida el pasado martes con el director industrial de la compañía, Esteban Vilasánchez, y con el máximo responsable de contratación de Navantia, Luis Ángel Sampedro. El resultado de este encuentro, según avanzó el mismo martes a LA VOZ el presidente del comité, Antonio Noria (CC OO), fue «nefasto», ya que ambos justificaron la medida por razones «operativas» sin aclarar otras cuestiones del contrato como son los motivos del retraso que ya acumula la obra o la subcontratación del tercer y cuarto petrolero.

Los sindicatos sospechan que hay gato encerrado en esta maniobra de la empresa. Navantia insiste en que el astillero de Ferrol se quedará sin actividad en breve y estará en horas bajas hasta el próximo verano, una vez que arranque la construcción de dos barcos para la Marina de Australia. La dirección de la compañía defiende el traslado de carga de trabajo adicional de Cádiz a Galicia para cubrir esos ocho meses de inactividad, como ya hizo Ferrol con Cádiz en el verano de 2014, que desvió parte de la produción del barco-hotel de Pemex por la misma razón.

Nadie quiere una guerra industrial norte-sur, aunque la patronal gaditana ha expuesto los motivos que han llevado a los empresarios de la industria auxiliar de la Bahía a mostrar su descontento con la forma de actuar de Navantia en la construcción de los cuatro petroleros para el grupo vasco Ibaizábal. El presidente de la Confederación de Empresarios de Cádiz (CEC), Javier Sánchez Rojas, pidió el pasado martes explicaciones a la compañía por la gestión de la subcontrata. Rojas aclaró que el principal problema de Navantia no es otro que su empeño por construir petroleros en España a precios de Corea, «lo que ha llevado a las empresas auxiliares a rechazar de plano los concursos de licitación de obra porque no son rentables». Sin embargo, cuando las empresas gaditanas habían llagado a un acuerdo para ejecutar la obra del primer petrolero, Navantia decide de manera unilateral subcontratar la sección más importante del segundo barco en Galicia. La compañía aún no ha explicado el motivo de esta decisión. Tampoco ha aclarado si tiene atados el contrato del tercer y caurto petrolero, como se le ha reclamado en Cádiz.

A la polémica del desvío de carga de trabajo a Galicia se ha sumado también el ambicioso proyecto que atesora Navantia en su plan estratégico, denominado ‘Astillero 4.0’, que incluye la ampliación de la factoría de Ferrol. Se trata de la construcción de cuatro nuevos diques para aumentar la capacidad de la planta y hacerla más competitiva. Uno de estos diques tendría casi las mismas dimensiones que ofrece el dique número cuatro del astillereo de Cádiz, lo que permitiría ejecutar la obra de dos barcos al mismo tiempo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios