PROVINCIA

El tabaco más dañino de Cádiz

Aunque hay datos que apuntan a un leve descenso en el contrabando de cigarrillos, la provincia gaditana sigue siendo la más perjudicada como gran puerta de entrada

Un agente descarga decenas de cajetillas ilegales que estaban escondidas en el techo de un coche.
Un agente descarga decenas de cajetillas ilegales que estaban escondidas en el techo de un coche. - N. RICO
M. ALMAGRO - @MariaAlmagroD - Actualizado: Guardado en:

Despojado de la carga peyorativa de otro tipo de contrabandos como el de droga, amparado por cierta permisividad social, no se puede negar que el tráfico de tabaco ilegal se ha convertido en la provincia de Cádiz en una realidad histórica. Desde hace años, aumenta o disminuye según la tabla estadística que se consulte, y también dependiendo de quien la traslade. Pero, sólo con salir a la calle el dato lo puedes tener ante tus ojos. El cigarrillo ilegal (sea de cajetilla o ahora también de picadura) se ve, se puede comprar y, además, no resulta difícil hacerlo.

Otro de los datos que refleja esta ‘normalidad’ es la multitud de operaciones policiales que se realizan para combatirlo. Titulares que hablan casi semanalmente de cajetillas incautadas, personas detenidas, embarcaciones con dobles fondos, maleteros cargados… un negocio tan rentable que mueve a su alrededor a cientos de personas: desde el tradicional matutero que se busca la vida como puede o sabe, a las mafias perfectamente organizadas que operan bajo el control de toda una industria delictiva.

Se calcula que este negocio ilegal destruyó el pasado año 5.028 puestos de trabajo en Andalucía

La multinacional Logista, distribuidor de productos y servicios a comercios de proximidad (generalmente minoristas) encargó recientemente un estudio a su departamento de seguridad. El análisis que elaboraron a finales de 2015 sobre comercio ilícito en Andalucía y Extremadura, bajo el título ‘Informe 360º’, concluye que en la zona de Andalucía Occidental (Sevilla, Huelva y Cádiz) el 35% de los cigarrillos que se consumen son de procedencia ilegal. Un dato bastante significativo ya que en toda España esta cifra baja hasta el 10 por ciento.

Por provincias, en Sevilla el 41 por ciento del tabaco consumido procede del contrabando, en Huelva es el 36,4 por ciento y en la provincia de Cádiz el 34,8 por ciento de los cigarrillos que se consumen son de procedencia ilícita. Ahonda este estudio en las causas que han motivado que en los últimos años se haya producido esta subida. Y determina que se ha debido a dos motivos claramente definidos. El primero, el mismo que ha hecho tambalear todas las cuentas de negocio del mundo, la crisis económica. El segundo, la subida en los precios del cigarrillo legal. Las altas cifras de desempleo, la subida de impuestos y, por tanto, el incremento también en el precio de la cajetilla, ha sido como un efecto llamada para que los venden por detrás.

Por su parte, la consultora Ipsos ha hecho un amplio análisis para la tabaquera Altadis.Según este informe, el porcentaje de contrabando sobre el mercado de cigarrillos en la provincia gaditana, al cierre del primer semestre de este año ha sido del 47,2 % frente al 34,8 por ciento estimado en el primer semestre de 2015. Aún así, advierten que aunque ha aumentado comparando un año, el dato a finales de 2015, era de un 52,7%, por lo que se ha producido un descenso de 5,5 puntos en esos primeros meses del año.

De unos 3 euros a casi 5

Basta mirar los precios. En 2008 en un estanco, por tanto legal, el precio medio de una cajetilla era de 2,59 euros. En 2015 ese mismo paquete, de la misma marca, cuesta de media 4,45 euros. Sin embargo, en el mercado ilegal, al no tener evidentemente que bregar con tasas e impuestos, los precios son más atractivos, y lo que realmente le importa al contrabandista, tiene un mayor margen de beneficio. Según el informe, más de 70% del precio de una cajetilla legal son impuestos.

En cuanto al tabaco de contrabando pero original, quiere decir, el que entra en el país evadiendo la fiscalidad pero cuyo origen es conocido e incluso ha pagado las primeras tasas en su procedencia, suele entrar en España de zonas cercanas. Es el caso de Gibraltar, que afecta gravemente por proximidad a la provincia de Cádiz y de Andorra. En este sentido, el estudio asegura que el 53,8% del tabaco ilegal que entra en España lo hace por Gibraltar, mientras que un 31 pasa por Andorra.

Cádiz ha sido la provincia andaluza con mayor porcentaje de contrabando en el primer semestre de 2016 con un 47,2%

Con respecto a cifras regionales, Cádiz continúa siendo este 2016 la provincia de Andalucía con mayor porcentaje de contrabando en el primer semestre con un 47,2% de alcance. Le siguen Córdoba, con un 35 por ciento, Sevilla con 22,6 por ciento, Almería (21,6%), Huelva (18%), Málaga con un 17, 2 por ciento, Jaén con un 8 por ciento y Granada (2,9%).

El contrabando de tabaco ha ocasionado «un importante impacto económico negativo» en la región en 2015, concretamente 780,3 millones de euros, de los cuales 379,6 millones de euros correspondieron a recaudación fiscal, lo que constituye una pérdida del 28,3% de la recaudación total en la comunidad.

Justamente esta semana, en Sevilla, se han ofrecido más datos sacados de un amplio estudio, realizado por la Fundación Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad Loyola Andalucía, en colaboración con Altadis. Según explicaron a nivel nacional, el tabaco de contrabando ha sufrido una leve rebaja. La presión policial parece que es la principal causa que se maneja, aunque también el propio descenso del consumo.

Como indican, el cigarillo ilegal supone el 8,2% del mercado en toda España, cuatro puntos menos que en el mismo periodo analizado de 2015. Andalucía sigue siendo la región más castigada y del 34,6% se ha pasado al 25,3%. Sin embargo, en Cádiz, puerta de entrada, las cifras siguen siendo las más elevadas. Según alertan los expertos, el negocio ilegal impacta negativamente en el empleo y ha supuesto la destrucción de 5.028 puestos de trabajo en Andalucía:el 2,2% corresponderían al sector del tabaco, mientras que la gran mayoría, 4.915 empleos, se habrían perdido en otras actividades que interactúan con este sector.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios