El subsecretario de Defensa y el Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada durante su visita. - LA VOZ
DEFENSA

El subsecretario de Defensa visita las escuelas de la Armada en la Bahía

Arturo Romaní ha estado acompañado del Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada

CádizActualizado:

Aunque para algunos ciudadanos sea completamente desconocido, Cádiz es un centro científico y de investigación de primer orden, al menos en cuanto a la Armada se refiere, que concentra en la capital y San Fernando tres de sus principales escuelas: la de Hidrografía, ubicada dentro de las instalaciones del gaditano Instituto Hidrográfico de la Marina; la de Estudios Superiores en Ciencias Físico-Matemáticas, situada en el Real Instituto y Observatorio de la Armada, y la Escuela de Suboficiales, localizadas ambas en La Isla.

Por ello, el subsecretario de Defensa, Arturo Romaní Sancho, al que le corresponde la dirección, impulso y gestión de la política de personal, reclutamiento, enseñanza y sanitaria del Ministerio que dirige María Dolores de Cospedal, ha visitado este martes dichas tres unidades de la Bahía. Un viaje de trabajo en el que ha conocido la situación actual de las mismas y durante el que ha estado acompañado por el Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada (AJEMA), Teodoro Esteban López Calderón.

A primera hora de la mañana, las puertas del Instituto Hidrográfico de la Marina se abrían para recibir a Romaní y al AJEMA. Allí han sido recibidos con honores de Ordenanza (algo que se repetiría en las otras dos unidades) por el comandante director del centro, capitán de navío Juan Antonio Aguilar Cavanillas. A continuación han pasado a la sala de reuniones, en la que el capitán de navío Aguilar ha realizado una presentación de la unidad, para posteriormente recorrer las diferentes secciones del Instituto, en el que se elabora la cartografía náutica oficial del Estado, tanto para uso militar como civil y visitar la Escuela de Hidrografía, el centro en el que se forman los hidrógrafos de la Armada, desde marineros a oficiales superiores. Una visita que ha concluido con un recorrido por los fondos del archivo histórico de la entidad, en el que han podido contemplar piezas, por ejemplo, de la expedición Malaspina, uno de los mayores viajes científicos de la historia, realizado entre 1789 y 1795 y comandado por el oficial de la Armada española Alejandro Malaspina.

Las autoridades en el Real Observatorio de la Armada.
Las autoridades en el Real Observatorio de la Armada.-L.V.

Misión: formación y estudio científico

Posteriormente, el subsecretario y el almirante López Calderón se han trasladado a San Fernando, donde la primera parada ha sido el Real Instituto y Observatorio de la Armada (ROA). Su director, capitán de navío Teodoro López Moratalla, les ha explicado en el salón de actos de la Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Físico-Matemáticas los pormenores del «Observatorio más antiguo de España». El capitán de navío López Moratalla ha realizado un repaso por las secciones de las que se compone el centro: astronomía, efemérides, geofísica y hora, realizando especial hincapié en las actividades más significativas de cada una, como el seguimiento de basura espacial, la realización de campañas científicas marinas, como la del Hespérides, o la determinación del patrón nacional de tiempo y frecuencia. Determinar la hora oficial de España «es la responsabilidad más grande en el ámbito civil que tiene la Armada», ha afirmado el director del Observatorio, de ahí la construcción del nuevo edificio de la Hora, recientemente inaugurado. Y es que, «el segundo es la única unidad básica que no radica en Madrid», cuyo centro está en La Isla.

Asimismo, el capitán de navío López Moratalla ha explicado al subsecretario las crecientes necesidades de personal de este centro de la Armada, que está ampliando su plantilla a través de las Ofertas de Empleo Público de 2016 y 2017, con el objetivo de poder llevar a cabo sus tareas científicas de forma adecuada. Para concluir su estancia en el ROA, Romaní y el almirante López Calderón han visitado la biblioteca y la colección museográfica del mismo, donde, en palabras de su director, ese encuentra un «patrimonio instrumental único en España porque, como decimos en tono de broma, los marinos no tiramos nada».

La última escala de esta visita ha tenido lugar en la Escuela de Suboficiales de la Armada, donde han sido recibidos por su comandante director, capitán de navío Juan Castañeda Muñoz, y los profesores de este centro de formación por el que cada año pasan unos 800 alumnos. Al igual que en las anteriores unidades, el subsecretario de Defensa y el AJEMA fueron informados de las actividades docentes que lleva a cabo la ESUBO (la principal es el Curso de Acceso a la Escala de Suboficiales) e incluso estuvieron presentes durante una clase de Maniobra y Navegación.

No podían abandonar las instalaciones de la Escuela de Suboficiales sin visitar, aunque fuese de forma rápida, el Panteón de Marinos Ilustres ubicado en las instalaciones de este centro. Un espectacular edificio, que se empezó a construir en 1786 y que contiene los mausoleos de figuras de la talla de Gravina, Álava o Valdés.

Como colofón a este viaje, Arturo Romaní y el almirante López Calderón compartieron un almuerzo de trabajo con los directores del Instituto Hidrográfico de la Marina, el Real Instituto y Observatorio de la Armada y la Escuela de Suboficiales. Una mañana en la que han podido tomar el pulso a tres centros científicos de primer nivel.