La dotación de la ‘Santa María’ se despide en Rota al partir hacia la operación ‘Sophia’.
La dotación de la ‘Santa María’ se despide en Rota al partir hacia la operación ‘Sophia’. - ANTONIO VÁZQUEZ
MISIONES INTERNACIONALES

Siete misiones y 1.500 militares, los números de Cádiz en 2018

Buques y unidades aéreas de la Armada con base en Rota e infantes de Marina de San Fernando participarán durante este año en operaciones en el exterior

CádizActualizado:

Fuera de las fronteras españolas, combatiendo el terrorismo, luchando conta la piratería y el tráfico ilegal de seres humanos, protegiendo a instructores de Fuerzas Armadas de otros países o permanentemente alistadas para entrar en acción, así pasarán 2018 muchas unidades de la Armada Española en Cádiz. Una labor silenciosa y casi rutinaria que solo tiene eco mediático cuando los militares parten o regresan, pero que va más allá.

Contra el terrorismo

Actualmente una Unidad Aérea Destacada (UNADEST) de la Undécima Escuadrilla de la Flotilla de Aeronaves de la Armada, cuya base está en Rota, se encuentra desplegada en la misión Apoyo a Irak para combatir al Daesh (o autoproclamado Estado Islámico). Allí permanecerán durante todo el año, realizando los correspondientes relevos, de una decena de militares cada uno aproximadamente. Su cometido: realizar misiones de Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento (o ISR) con sus aeronaves no tripuladas Scan Eagle.

Desplegada en la operación ‘Sophia’ de lucha contra las redes de tráfico de seres humanos en el Mediterráneo y, tal como asegura la Armada, contribuyendo «a reducir las posibles pérdidas de vidas en la mar que se producen como consecuencia de la actividad de dichas redes», se encuentra hasta el mes de mayo la fragata ‘Santa María’, que partió de la Base Naval de Rota el pasado 6 de diciembre. Su dotación la componen aproximadamente unos 200 hombres y mujeres, entre los que se incluyen un Equipo Operativo de Seguridad (EOS) de Infantería de Marina del Tercio de Armada y la tripulación del helicóptero AB-212 que constituye la Unidad Aérea Embarcada (UNAEMB). La ‘Santa María’ será relevada por la fragata ‘Numancia’, a la que seguirá la ‘Reina Sofía’, todas con base en Rota.

Además, en los meses de febrero y marzo la fragata ‘Navarra’ participará en la operación ‘Sea Guardian’ de la OTAN en el Mediterráneo. Una misión de seguridad marítima que tiene como objetivo la lucha contra el terrorismo internacional.

Guardando los mares

Otro barco con base en Rota, el Buque de Asalto Anfibio (BAA) ‘Castilla’, participará durante el segundo semestre del año en la operación ‘Atalanta’ de lucha contra la piratería en el océano Índico. El ‘Castilla’, con unos 200 militares a bordo, será el buque de mando de esta misión de la Unión Europea mediante la que, además, se protege el tráfico mercante y los buques del Programa Mundial de Alimentos. Por ello, llevará embarcado un Estado Mayor internacional liderado por un contralmirante español. Además, contará con un equipo EOS del Tercio del Sur y un helicóptero de la Flotilla de Aeronaves.

Otras dos fragatas que tienen su casa en Rota desplegarán durante 2018 en las ‘Standard Naval Forces’ de la OTAN, una fuerza marítima multinacional, compuesta por buques de varios países aliados que están permanentemente a disposición para llevar a cabo tareas que van desde la participación en ejercicios hasta la intervención en misiones u operaciones, tanto en tiempo de paz como en períodos de crisis y conflicto. De este modo, la fragata ‘Victoria’ estará asignada de mazo a mayo al segundo grupo de escoltas, o SNMG-2, de esta fuerza de la Alianza, desplegando en el Mediterráneo y el Mar Negro. Y la ‘Navarra’ hará lo propio de marzo a mayo en el primer grupo de escoltas, o SNMG-1, en el Atlántico Norte. Además, en este último grupo también participará la fragata ‘Álvaro de Bazán’ que, si bien tiene su base en Ferrol, llevará embarcado un equipo EOS del Tercio de Armada.

Un infante de Marina durante la preparación para desplegar en Mali.
Un infante de Marina durante la preparación para desplegar en Mali.-A.V.

Además de estas participaciones, explica la Armada, hay otras unidades de la provincia que se encuentran alistadas (es decir, preparadas) por si fuese necesaria su activación como parte de las Fuerzas de Reacción Inmediata de la OTAN. Así, los Buques de Asalto Anfibio (BAA) ‘Castilla’ y ‘Galicia’ están asignados a la Fuerza Conjunta de Muy Alta Disponibilidad (Very High Readiness Joint Task Force o VJTF, en inglés) marítima de la OTAN en el primer y segundo semestre del año y el buque anfibio portaeronaves ‘Juan Carlos I’ y el Tercio de Armada están asignados al Grupo Inicial de Fuerzas de Seguimiento (Initial Follow-on Forces Group o IFFG, en inglés) marítimo durante todo 2018.

Seguridad en la instrucción

El pasado 11 de enero dos secciones de Infantería de Marina del isleño Tercio de Armada partieron a Mali para desplegar en la misión de la Unión Europea en este país. España ha asumido el mando durante este año 2018 de EUTM - Mali, operación que se encarga de la enseñanza, adiestramiento y asesoramiento de las Fuerzas Armadas malienses, para que consigan la reconstrucción y reorganización de su capacidad militar y que, de este modo, puedan recuperar la integridad territorial del país y hacer frente a los grupos terroristas.

Estos 59 infantes de Marina, cuyo cometido es proporcionar seguridad a los instructores de la misión mientras forman a los militares malienses, permanecerán seis meses allí y serán relevados por otras dos secciones del Tercio de Armada. A ellos se unen varios oficiales y suboficiales desplegados en los Cuarteles Generales y órganos logísticos de la operación EUTM-Mali.