Momento del relevo de ambas fragatas en Catania.
Momento del relevo de ambas fragatas en Catania. - EMAD
MISIONES INTERNACIONALES

Relevo gaditano en la operación 'Sophia'

La fragata 'Numancia' toma el testigo de la 'Santa María' en el puerto italiano de Catania

CádizActualizado:

Tras cinco meses y 1.309 personas rescatadas en el mar Mediterráneo, la fragata 'Santa María' finaliza su despliegue en la operación 'Sophia' de lucha contra el tráfico ilegal de seres humanos. Su relevo es la fragata 'Numancia', que partió de la Base Naval de Rota el pasado día 11 de mayo hacia el puerto italiano de Catania, donde ha tomado el testigo de su compañera.

Ambas fragatas de la Armada Española son de la clase 'Santa María' (F-80), compuesta por seis buques, todos con base en Rota, que forman la 41ª Escuadrilla de Escoltas. Tienen más de 30 años, ya que la 'Santa María' fue entregada a la Armada en 1986 y la 'Numancia' dos años más tarde. Cuentan con una eslora de 138 metros y unas 4.000 toneladas de desplazamiento. Están equipadas con sensores y armas que, señala la Armada, «les permiten desarrollar sus cometidos principales como buque de escolta oceánico». Y sus dotaciones están formadas por unos 215 hombres y mujeres, al mando, los de la 'Santa María' (cuyo numeral de costado es F-81), del capitán de fragata Rafael Guerra Soler y, los de la 'Numancia' (F-83), del capitán de fragata Isidro Carrara Navas.

El comandante de Eunavformed 'Sophia', el almirante italiano Alberto Maffeis (derecha), hace entrega de la medalla de la misión al comandante de la 'Santa María', capitán de fragata Rafael Guerra Soler, al que le agradeció el trabajo de su tripulación.
El comandante de Eunavformed 'Sophia', el almirante italiano Alberto Maffeis (derecha), hace entrega de la medalla de la misión al comandante de la 'Santa María', capitán de fragata Rafael Guerra Soler, al que le agradeció el trabajo de su tripulación. - EUNAVFORMED

«Estamos deseando relevar a la fragata 'Santa María', que lleva cinco meses desplegada, su dotación se merece un descanso», aseguraba antes de zarpar, en uno de los muelles de la base naval gaditana, el comandante de la 'Numancia'.

Ahora, por la proa de la 'Santa María', Rota, el mismo lugar del que partió el pasado 6 de diciembre, y a donde está previsto que llegue el próximo domingo 20 de mayo. Por su parte, a la 'Numancia' le quedan cinco meses por delante, hasta octubre, luchando contra las mafias que trafican con seres humanos frente a las costas de Libia.

Contra el tráfico de personas y el terrorismo

La operación 'Sophia' es una misión de carácter internacional liderada por la Unión Europea que, afirma la Armada Española, «contribuirá a los esfuerzos para prevenir la pérdida de vidas en el mar y para abordar las causas de esta emergencia humanitaria».

Para ello, España aporta un buque (en este caso, una fragata gaditana), así como un avión de patrulla marítima P3 'Orión' del Ejercito del Aire, basado en la base italiana de Sigonella.

En palabras de Defensa, «la seguridad de España va más allá de sus fronteras y empieza en países donde se genera inestabilidad». Por ello, con esta contribución, «España participa activamente en mejorar la seguridad en el mundo y, por ende, la suya propia». Y es que, destaca el ministerio, «la estabilidad en Libia es transcendental para los intereses nacionales y de los países de la Unión Europea. Además el tráfico de personas es una actividad criminal, que también contribuye a la financiación de redes terroristas».

Mientras la 'Numancia' inicia su despliegue, otra fragata, también en la Base Naval de Rota, se prepara para relevarla en octubre, entonces llegará el turno de la 'Reina Sofía'.