Cádiz

La provincia cierra el año con un balance positivo para la creación de empleo

El número de parados de Cádiz se ha reducido en 14.948 personas en un año ya que ha pasado de 174.482 desempleados a 159.534

CádizActualizado:

«La recuperación ya se nota en la vida de los ciudadanos», destacaba Mariano Rajoy en su balance el año. Para los gaditanos, la tan mentada mejoría económica llega con cuentagotas pese a que la provincia cierra el año con un balance positivo para la creación de empleo.

Este miércoles se conocerán los datos de afiliación y paro registrado en el último mes del año pero si se toma como referencia noviembre, el número de desempleados se ha reducido en 14.948 personas en un año. Una cifra positiva pese a que en los cuatro últimos meses, Cádiz ha sufrido una pérdida trabajadores. Actualmente, según el Ministerio de Trabajo hay 159.534 personas en situación de desempleo frente a las 174.482 que se registraban en noviembre de 2016. Cierto es, que la radiografía de los últimos cuatro meses no da un diagnóstico muy positivo del tejido productivo de una provincia: en agosto, septiembre, octubre y noviembre se perdieron 15.014 empleos y el 53% de los parados no percibe prestación por desempleo alguna.

Uno de los lastres más importantes con los que carga la provincia es la estacionalidad del empleo. Cádiz, que sustenta gran parte de su economía en el turismo y en el sector servicios, tiene que lidiar con las fluctuaciones de los contratos en la hostelería que refuerza las plantillas pero de manera eventual cuando restaurantes, chiringuitos y hoteles funcionan a máximo rendimiento. Así, la contratación temporal se convierte en un mal casi endémico del mercado laboral gaditano. En localidades como Barbate una tasa del paro es de más del 45% de la población cuando en España no supera el 17%. Además, hay que recordar que la mitad de los parados no percibe prestación alguna.

Formación y especialización

La última reunión del año del Consejo de Ministros aprobó la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) y las pensiones. El acuerdo eleva el mínimo de los 707 euros a 736 euros al mes, divididos en 14 pagas. Es decir, el SMI alcanzará los 10.304 euros anuales para este 2018 que estrenamos. También se ha fijado el salario mínimo para eventuales y temporeros en 34,85 euros por jornada, y para los empleados del hogar en 5,76 por hora. El acuerdo es importante porque – aunque duela admitirlo–, temporal, mal remunerado y de baja cualificación son algunas de las características comunes de demasiados empleos en Cádiz.

Sin embargo, la maquinaria de la innovación parece querer asentarse en la provincia. La llegada de Torrot a la capital gaditana puede ser un revulsivo para seguir fomentando las inversiones que generen riqueza y empleo en la Bahía y que fortalezcan la competitividad empleando la tecnología. Para lograrlo, la mano de obra especializada es imprescindible y, para que exista, la formación es fundamental.

El sector aeronáutico y naval también ha apostado por la formación a través del Centro de Innovación en Tecnologías de Fabricación Avanzada (CFA), una industria de vanguardia con la capacidad de crear empleo de calidad. Aunque el CFA se va a ubicar en un «enclave estratégico» de la Bahía de Cádiz (frente a Airbus), la sede provisional ya está terminada. Se trata de una nave diáfana de 1.700 metros cuadrados localizada en el astillero de Puerto Real. Juan Luis Belizón, delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, en su última visita a Navantia Puerto Real explicó que ya se está trabajando con el ‘cluster’ marítimo-naval y con sus integrantes en el diseño de las especialidades formativas concretas que se impartirán en las nuevas instalaciones.

Otro motor de la economía

Los autónomos contribuyen a «tirar del carro» de la economía de manera fundamental: crean empleo, pagan impuestos, son fuente de innovación y competencia. La provincia ha sumado 579 emprendedores en el último año y alcanza los 51.495 autónomos. Algunas localidades como Sanlúcar, Chiclana y Tarifa destacan por su impulso emprendedor con 85, 68 y 54 nuevas altas.

La Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) prevé que el próximo año este colectivo llegue a generar 135.000 empleos en España. La subida del número de autónomos por la tarifa plana también favorecerá que se reduzca la economía sumergida, ya que según la ATA, desde que entró en vigor han aflorado 450.000 empleos irregulares de los más del millón de autónomos que se acogieron a ella.