NAVAL

El portaaaviones 'Príncipe de Asturias' zarpa hacia su último viaje

El barco tuvo su base en Rota desde 1987 hasta su baja oficial en 2013 y tuvo calificación de Buque Insignia de la Armada en ese periodo

El portaaaviones 'Príncipe de Asturias' zarpa hacia su último viaje

El portaaviones 'Príncipe de Asturias' ha emprendido este miércoles desde Ferrol su último viaje para ser desguazado en el puerto turco de Aliaga. El barco más emblemático de la Armada en los últimos 30 años tuvo su base en Rota desde 1987 hasta su baja oficial en 2013 y tuvo calificación de Buque Insignia de la Armada en ese periodo.

Con doscientos metros de eslora, el "Príncipe de Asturias" tuvo capacidad para alojar hasta veintinueve aeronaves, completó su primera salida al mar en 1987 y fue dado de baja en diciembre del 2013.

La salida desde Ferrol ha requerido de una compleja maniobra apoyada por cuatro remolcadores y ha suscitado la atención de centenares de curiosos, que se han agolpado en diferentes emplazamientos de la ría ferrolana.

El buque ha iniciado su último viaje a primera hora de la mañana, superando la bocana entre los castillos de San Felipe y A Palma en torno a las 13 horas, junto con el remolcador "Alice One", que lo acompañará hasta su destino.

Tanto lugares insignes, como los recintos fortificados del angosto canal de entrada a la ciudad naval, como lugares con buena visibilidad, caso de montes como el de A Bailadora, han acogido a vecinos y turistas para despedir al emblemático barco.

Otro tanto ha ocurrido desde el propio corazón de Ferrol, con varios puntos desde los que se divisaba el portaaviones en su salida hacia el Atlántico.

En calma en el interior de la ría, el oleaje ya ha condicionado la entrada en mar abierto para el que fue buque referente de la Armada Española.

Las bocinas que han acompañado la salida del "Príncipe de Asturias", vacío de carga, han sorprendido a muchos ferrolanos, que se han aproximado a lugares céntricos como el mirador de los jardines de Herrera, que permite ver astilleros y Arsenal Militar.

Con esa expectación como telón de fondo, la navegación se ha desarrollado con total normalidad, procediéndose al enganche definitivo de estachas en el entorno de la ensenada de Santa Lucía, frente a la villa de Mugardos y la planta de Reganosa, mientras embarcaciones pesqueras o de recreo saludaban las maniobras.

El "Eliseo Vázquez", el "Hocho", el "Bizkor" y el "F. Sulla" han sido los artífices de un trasiego complicado ya desde el giro inicial del barco sobre sí mismo para que se dirigiese hacia los castillos, pero favorecido por la calma en aguas interiores de la ría.

Tras casi tres horas de trabajo, el "Alice One", del grupo vasco Ibaizabal, ha tomado el mando del operativo.

La empresa Surus Inversa, que adquirió el buque militar, prevé la llegada para dentro de veinte días, iniciándose entonces la retirada de materiales peligrosos previa al desguace.

La compradora, la unión temporal de las compañías Surus Inversa y Leyal Deltas, abonó 2,7 millones de euros por él tras una subasta y será en septiembre cuando venda, con fines benéficos, 250 de sus equipos.

Toda la actualidad en portada

comentarios