El encuentro con la familia en el aeropuerto de Málaga.
El encuentro con la familia en el aeropuerto de Málaga. - LA VOZ
SUCESOS

La Policía Local de Barbate reúne a un desaparecido hace diez años con su familia en Rumanía

Los agentes realizaron las gestiones con el Consulado y los allegados de Karoly Schmolka pudieron reencontrarse con él por fin este sábado. Vivía de la indigencia entre Los Caños y Zahora

Actualizado:

Diez años hacía que la familia de Karoly Schmolka no sabía nada de él. Había desaparecido. Lo último de lo que tenían conocimiento es que estaba trabajando en la construcción. En Zaragoza. Pero perdieron su pista. Schmolka viajó cientos de kilómetros hacia el sur para seguir buscándose la vida y recaló en Cádiz. Concretamente en la zona de Los Caños y Zahora.

Fue entonces cuando la vida se le torció y se le comenzó a ver por las playas de la Janda durmiendo en la calle y buscando comida en los contenedores. Su nombre: Karoly Schmolka, de origen rumano. Los vecinos alertaron a las autoridades de la situación extrema de indigencia que estaba viviendo. Lo llamaban 'El Jungla' y lo veían a menudo deambulando por la zona y rebuscando entre la basura.

La Policía Local de Barbate se puso manos a la obra para encontrarle por fin una salida. Contactaron con el Consulado de Rumanía en Sevilla y lograron dar con a su familia. Los allegados del desaparecido se interesaron por saber si era él. Vieron su foto y corroboraron que sí se trataba de Karoly Schmolka, su ser querido y perdido desde hacía ya diez años. Su madre lo creía muerto.

MÁS INFORMACIÓN: 'EL JUNGLA' VUELVE A CASA

Una vez que estaba localizado, la familia pidió que lo llevaran de vuelta a casa con ellos, por lo que se iniciaron los trámites para el viaje a través del Consulado. Mientras tanto, la Policía Local de Barbate, en colaboración con el delegado de Seguridad Ciudadana, Javier Rodríguez, los Servicios Sociales, Bomberos y la Guardia Civil, se encargó del cuidado y aseo de Karoly Schmolka, para su regreso a su país natal.

Y así esta historia tuvo un final feliz. El jefe de la Policía Local de Barbate, junto a un agente del mismo cuerpo y de Bomberos, trasladaron el pasado sábado a Schmolka al aeropuerto de Málaga, donde un amigo de la familia junto a dos de sus primos le dieron el encuentro para llevarlo de vuelta a Rumanía. Este domingo la Policía Local supoe que Schmolka por fin se encontraba junto a sus padres en su casa de la ciudad rumana de Cluj-Napoca.

El alcalde de Barbate, Miguel Molina, ha felicitado al jefe de la Policía Local de Barbate y a los agentes que han seguido este caso «por su labor humanitaria que ha concluido con la reunión de esta familia y el intenso trabajo realizado durante más de un año de gestiones con el Consulado de Rumanía».

MÁS INFORMACIÓN: 'EL JUNGLA' VUELVE A CASA