TRIBUNALES

Once años y medio de prisión para dos ladrones que le reventaron el ojo a su víctima en Zahara de los Atunes

Los procesados golpearon con unos palos de golf al agredido en un callejón oscurso y sin salida hasta donde lo llevaron engañado para robarle

Once años y medio de prisión para dos ladrones que le reventaron el ojo a su víctima en Zahara de los Atunes
M. ALMAGRO - Actualizado: Guardado en:

La Audiencia Provincial de Cádiz ha condenado a dos ladrones a once años y medio de prisión por golpear brutalmente a la víctima a la que atacaron, ocasionándole la pérdida de un ojo. La sentencia ha sido dictada por el tribunal de la Sección Cuarta en conformidad, tras la celebración del juicio el pasado mes de octubre.

El fallo recoge como hechos probados que los acusados cometieron la agresión tras varios robos la noche del 30 de agosto de hace dos años. Así, relata la sentencia, que aquel día ambos procesados, «de común acuerdo y sin finalidad de apropiársela definitivamente», decidieron hacerse con una motocicleta. Para ello, uno de los acusados, sobre las doce de la noche acudió a la calle Albufera de Barbate y sustrajo una moto. Una hora más tarde fue a recoger a su amigo, el otro procesado, a su casa, también en Barbate. Ya juntos tomaron dirección a Zahara de los Atunes.

Una vez en la citada localidad, se dirigieron a la urbanización Atlanterra y entraron en uno de los garajes de esa zona residencial con la idea de robar en alguno de los coches estacionados. Así, accedieron a la cochera y con una tapa de alcantarilla rompieron el cristal de uno de los vehículos que estaban aparcados, sustrayendo de su interior dos palos de golf. Tras estos hechos, sobre las dos de la madrugada, se desplazaron de nuevo con el ciclomotor que habían robado en Barbate al centro de Zahara.

Y fue entonces cuando se cruzaron con la víctima por cuya agresión han recibido la pena más alta de su condena. Despistado por la localidad, el agredido tuvo la mala fortuna de pararles y preguntarles por la dirección de un conocido hotel. Los procesados, rápidamente, se brindaron a acompañarle hasta el establecimiento que estaba buscando, pero en realidad, su intención era otra bien distinta. De esta manera, le guiaron hasta un callejón «oscuro y sin salida» y una vez allí, «con el ánimo de obtener beneficio ilícito y de forma repentina» –reproduce el fallo– golpearon a la víctima en la cabeza y en la pierna con los palos de golf que habían sustraído del coche de Atlanterra, robándole además un móvil que portaba, además de la cartera con 100 euros, para después emprender la huida.

A consecuencia de esta paliza, la víctima sufrió varias lesiones de importancia en la cabeza, la mandíbula y las piernas. Y lo más grave, el «estallido del globo ocular», lo que le ocasionó finalmente la pérdida del ojo izquierdo, además de otras secuelas funcionales.

Los acusados fueron detenidos y puestos a disposición judicial. Tras confesar la autoría y aceptar de conformidad los hechos en el juicio, han sido condenados a siete años de prisión por las lesiones por pérdida de órgano principal, tres años y medio por el robo con violencia y un año por el robo con fuerza. También tendrán que indemnizar a la víctima con más de 100.000 euros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios