INDUSTRIA

Navantia mantiene el listón alto con Iberdrola

JAVIER RODRÍGUEZ - @JavierLaVoz Cádiz - Actualizado: Guardado en:

Dos grandes empresas de la Bahía se estrenan en el emergente negocio eólico-marino como proveedoras. Se trata de Dragados Offshore, que se inicia de la mano de la danesa Dong Energy, y de Navantia, que dio el primer paso gracias a Iberdrola. Los astilleros públicos españoles tuvieron en junio de 2014 el primer reconocimiento a este nuevo empeño industrial. Iberdrola le adjudicó a Navantia parte de la infraestructura necesaria para el parque eólico-marino que desarrolla en el Mar Báltico, frente a la costa alemana, denominado ‘Wikinger’. El astillero de Puerto Real culminó el pasado julio la construcción de la plataforma que albergará la subestación eléctrica del parque, mientras que la factoría gallega de Fene se ha encargado de la construcción de las 29 cimentaciones, donde se asentarán los molinos de viento. El parque de Iberdrola ha sido bautizado con el nombre de ‘Wikinger’ y su inauguración está prevista para finales de 2017. Precisamente, ayer se presentó en sociedad este complejo energético en mitad del mar, así como el desarrollo de la obra. Se trata de un complejo en el que ha participado de manera directa la industria gaditana.

El trabajo de Navantia ha abierto la puerta a nuevos encargos. Así, Iberdrola desarrolla un nuevo complejo eólico marino en aguas inglesas del Mar del Norte. Se trata del ‘East Anglia One’, cuya inauguración se prevé para mediados de 2019. De hecho ya ha adjudicado a Navantia la construcción de 30 ‘jackets’ para este complejo. Esta obra se desarrollará en el astillero gallego de Fene y aportará un año de carga de trabajo. Mientras tanto, Cádiz espera que Iberdrola deshoje la margarita de las nuevas licitaciones y adjudique a Navantia- Puerto Real la construcción de la plataforma que albergará la subestación eléctrica de este nuevo parque.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios