Dos de las cuatro estructuras ya se encuentran embarcadas
Dos de las cuatro estructuras ya se encuentran embarcadas - FRANCIS JIMÉNEZ
INDUSTRIA

Macroestructuras 'Made in Cádiz'

Dragados Offshore culmina las cuatro 'jackets' que ha construido en Puerto Real para el parque eólico-marino de Dong Energy

La empresa embarca las dos primeras piezas, que saldrán en breve rumbo al Mar del Norte, en Reino Unido

CÁDIZActualizado:

La empresa Dragados Offshore ha culminado una de las grandes obras que desarrollaba en su factoría de Puerto Real desde mediados de 2016. Se trata del encargo de la danesa Dong Energy para la construcción de cuatro estructuras 'jackets' de 10.000 toneladas. Las estructuras se ubicarán en el nuevo complejo eólico-marino que se desarrolla en el Mar del Norte, a unos 120 kilómetros al este de la localidad de Humber, en Reino Unido, denominado Hornsea 1.

Las cuatro piezas que saldrán en breve de la factoría gaditana servirán para albergar la subestación eléctrica y el centro de transformación que necesita el parque eólico para su funcionamiento. La compañía ya ha iniciado el proceso de embarque de las dos primeras estructuras y en breve montará en una segunda barcaza las otras dos que se encuentran aún en uno de los patios de la factoría. Está previsto que ambas barcazas emprendan su camino hacia el Mar del Norte en la primera quincena de abril. De esta forma concluye el contrato que Dragados Offshore firmó en mayo de 2016 con la compañía danesa Dong Energy, aunque no se descartan nuevos acuerdos para futuras infraestructuras eólico-marinas.

La compañía mantiene la actividad con otros tres contratos que permiten carga de trabajo hasta 2021

La magnitud del nuevo complejo de Dong Energy se mide por sus datos técnicos. El parque se extiende por un área de 407 kilómetros cuadrados y cuenta con 174 turbinas eólicas de siete megavatios (MW). Cada una de ellas mide 190 metros de altura y son fabricadas por Siemens.

La obra que ha desarrollado la factoría puertorrealeña ha consistido en la construcción de cuatro 'jackets' o soportes que albergarán la subestación eléctrica del complejo. Esta subestación servirá para la conversión en alta tensión de la energía que produzcan los aerogeneradores.

Cumplimiento de plazos

Dragados Offshore ha cumplido en tiempo y forma con el plazo de entrega, ya que estaba prevista su terminación para el primer trimestre de 2018. El procedimiento de salida de la factoría puertorrealeña será idéntico al empleado en otras ocasiones, es decir, las cuatro estructuras partirán hacia su destino en barcazas, donde ya están siendo colocadas.

La dirección de Dragados Offshore consideró en su momento este contrato como un hito relevante, ya que ha permitido a la compañía española la entrada por la puerta grande en el negocio eólico.

La segunda obra de Dragados Offshore que se encuentra en su recta final es la 'jacket' que construye para la compañía noruega Statoil. El contrato se firmó a finales de 2015 y tiene como objetivo la construcción de una estructura de casi 8.000 toneladas que se ubicará en el complejo petrolífero Johan Sverdrup, en el Mar del Norte. Está obra arrancó en los primeros meses de 2016 y todo apunta a que antes del próximo verano estará concluida.

La culminación de estos dos encargos no es problemas para Dragados, ya que cuenta con otros dos importantes contratos que le permitirán mantener la actividad hasta 2021.

Nuevo ciclo de trabajo

Así, el primero de estos dos nuevos acuerdos lo firmó la empresa en julio de 2017. Se trata de la construcción de una plataforma y de una subestación eléctrica para el complejo eólico-marino Dolwin 6 que promueve la compañía germano-holandesa Tennet en aguas del Mar del Norte. El contrato es uno de los más voluminosos del mercado offshore al superar los 350 millones de euros de inversión. La empresa española no viaja sola en este proyecto. Dragados Offshore firmó el acuerdo con Siemens para pilotar conjuntamente esta obra.

El segundo contrato de este nuevo ciclo de trabajo lo firmó la compañía el 22 de febrero de 2018 con la danesa Maersk Oil & Gas. El objetivo de este acuerdo es la construcción de dos estructuras ‘jackets’ destinadas al Mar del Norte. Ambas estructuras recibirán el nombre de ‘Tyra East G’ y la segunda, ‘Tyra East H’. Las torres alcanzarán pesos de 6.300 y 4.000 toneladas respectivamente. El inicio de esta obra es inmediata, lo que permite hacer de puente hasta la puesta en marcha del compromiso con Tennet. No hay que olvidar que en el primer semestre de este año culminan los contratos de Dong Energy y Statoil.