Es noticia:
Cádiz Provincia
TRIBUNALES

Lágrimas, abrazos y «mucho alivio» para los condenados por destrozar el puente Carranza

Tensión y emoción se mezclan en una jornada en la que 'el grupo de los 10' se libra de ir a la cárcel

Actualizado:

Varios miembros del conocido como 'grupo de los 10' ya habían probado lo que es estar en la cárcel. Cuando se les detuvo tras ocasionar los graves destrozos en el puente Carranza, el juez de Puerto Real les envió a prisión y allí permanecieron durante dos semanas hasta que los puso en libertad con cargos. Ayer, casi cuatro años después de aquello, la visita a los juzgados la vivían con mucha tensión. La fiscal solicitaba para cada uno dos años y nueve meses de cárcel por dos delitos:daños y desórdenes públicos. Pero, finalmente, llegaban a un acuerdo de conformidad y los nervios se convertían en alivio, abrazos, besos e incluso lágrimas entre muchos de los familiares que les habían acompañado.

«Lo importante era librarlos de prisión», comentaba Hugo Gómez, quien ha representado a ocho de los procesados. «Es un trago duro porque significa reconocer que lo hicieron». Minutos antes todos habían asentido delante del juez cuando éste les preguntó uno a uno si los que se escondían detrás de esas bufandas, gorros y pasamontañas eran ellos.

Advertidos

«Queremos dar las gracias a todas las personas que nos han apoyado, al Ayuntamiento de Puerto Real y al comité de Navantia que ha estado a nuestro lado», decían a la salida después de ser recibidos entre aplausos y vítores a pesar de que habían sido condenados. Y es que la posibilidad de ir a la cárcel se desvanecía porque la pena impuesta es menor a dos años y ninguno tiene antecedentes que impida la suspensión. Eso sí. El juez les advertía que en el plazo que les ha ordenado no podrán cometer ningún tipo de delito ya que el acuerdo sería revocado.

Tras salir del juzgado lo que empezó como un tímido aplauso se convirtió en toda una expresión pública de júbilo entre las más de cien personas que les esperaban. A gritos de «¡Viva la lucha obrera!», otros trabajadores de la factoría y de subcontratas además de miembros del comité de empresa celebraban la conformidad a la que habían llegado sus compañeros. «¡Lo que tienen que hacer es darnos trabajo!», exclamaba uno de ellos, mientras que madres, amigos, padres, novias... abrazaban a sus seres queridos llorando sin poder contener la emoción.

También se encontraba entre el tumulto el equipo de gobierno de Puerto Real con su alcalde Antonio Romero (Podemos) a la cabeza. Según manifestó antes de la vista, la petición fiscal era «desproporcionada», considerando que los actos que cometieron ‘los 10’ no fueron fruto del vandalismo sino de la lucha laboral. Hace unos días, el Ayuntamiento ya había mostrado su respaldo a los acusados colocando una pancarta de apoyo en la fachada de la Casa Consistorial.

MÁS INFORMACIÓN: LOS ACUSADOS POR CAUSAR DESTROZOS EN CARRANZA RECONOCEN LOS HECHOS