INDUSTRIA NAVAL

La Junta mete presión y reclama un plan de futuro para los astilleros de Cádiz

Los trabajadores de Puerto Real mantienen su boicot a la salida de material de la planta con destino a Ferrol y exigen a Navantia que se siente a negociar

La Junta mete presión y reclama un plan de futuro para los astilleros de Cádiz
JAVIER RODRÍGUEZ Cádiz - Actualizado: Guardado en:

La polémica por el desvío de carga de trabajo de los petroleros del astillero de Puerto Real a la factoría de Ferrol ha terminado por agitar y revolver las aguas de la política gaditana. La trascendencia de la medida de Navantia ha llegado incluso hasta el Parlamento Andaluz, donde el vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, ha reclamado a la compañía «explicaciones claras y contundentes» de su plan de futuro para los astilleros de Cádiz. Asimismo, ha considerado «fundamental, no sólo garantizar cargas de trabajo presentes, sino despejar incertidumbres futuras».

Jiménez Barrios ha anunciado que ha recibido el encargo de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, para que establezca un contacto con la dirección de Navantia «para exigirles explicaciones y que les traslademos que se cumplan los compromisos con la Bahía de Cádiz, que tan precisada está de empleo y de seguridad». El vicepresidente ha señalado que les transmitirá la necesidad de reconducir la situación y retomar el diálogo, tanto con la industria auxiliar como con los sindicatos tal, y como la propia presidenta ha reclamado en el Parlamento.

Por su parte, la exalcaldesa de Cádiz y diputada del PP, Teófila Martínez, lamentó la polémica levantada por una decisión que, a su juicio, forma parte de la estrategia de la empresa. Martínez recordó que en 2014 el astillero de Ferrol fue quien desvió carga de trabajo al de Puerto Real apara paliar la inactividad en la que estaba sumida la planta gaditana. Se trataba entonces de una sección del barco-hotel que construía el astillero gallego para la petrolera Pemex. Martínez señaló que alguien está interesado en sacar tajada y revolver el ambiente, al tiempo que señaló que los empresarios gaditanos, en referencia al presidente de la patronal, Javier Sánchez Rojas, han caído en un engaño al creer que hay un proyecto para construir un gran astillero en el norte con una inversión pública de 1.000 millones de euros.

Por último, los trabajadores de la factoría de Navantia en Puerto Real acordaron ayer en asamblea mantener el boicot a la salida de mercancía del astillero con destino Ferrol. De hecho, este jueves volvieron a impedir la salida de un camión cargado con acero. La plantilla exige a la empresa que se siente a negociar y reconozca quién es el verdadero culpable del retraso que ya acumula la obra. Según el presidente del comité de empresa, Antonio Noria (CC OO), la demora no se puede achacar a los trabajadores sino a las condiciones impuestas por Navantia para la subcontratación de la obra.

Los trabajadores quieren la apertura de una mesa de negociación para llegar a un acuerdo con respecto al traslado a Ferrol de parte de la carga de trabajo de uno de los petroleros Suezmax.

Según ha explicado Noria, la asamblea «ha mostrado la madurez que tiene» y ha señalado que espera que la dirección de la empresa atienda a la petición de los trabajadores. «Se trata de negociar y que haya acuerdo», ha añadido.

En cuanto a posibles movilizaciones, comentó que lo que están realizando, mientras los dejen, es impedir la salida de los camiones que van para Ferrol cargados con planchas de acero.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios