Juan Cadenas gana su segundo asalto judicial

El juez anula el expediente de la Seguridad Social que no le concedía el recargo de prestaciones

CádizActualizado:

Juan Cadenas, el policía local que sufrió el ataque de los Cachimbas perdiendo un ojo y casi la vida, ha ganado su primer pulso contra la Administración. El Juzgado de lo Social número uno de Jerez ha aplicado nula la resolución del Instituto Nacional de la Seguridad Social que no concedía al agente un recargo de prestaciones al considerar que no se le podía aplicar por su condición de policía local la ley de prevención de riesgos laborales. El juez estima así parcialmente la denuncia presentada por el abogado de Juan Cadenas, Ramón Dávila, anula el expediente del INSS y le pide que solicite las pruebas que sean suficientes para que se le estime dicho recargo del 30 al 50% en base a la gravedad de los hechos.

Con esta decisión el juez sí entiende que hubo relación causa-efecto entre el ataque que recibió Juan Cadenas de manos de los Cachimbas y las graves faltas de medidas de seguridad de la Jefatura Local donde se sucedió la brutal agresión.

Por tanto, con este fallo, el policía local también le ha ganado la batalla al Ayuntamiento de Puerto Serrano, responsable de estas condiciones deficitarias.

«Indudablemente es una gran satisfacción que el juez nos haya dado la razón al declarar la nulidad de la resolución del INSS y el gran error de la inspección de trabajo», afirma el letrado Ramón Dávila. «Nosotros nunca hemos tenido dudas de que la Ley de Prevención de Riesgos Laborales era de aplicación a la policía local. Espero que la dirección provincial del INSS dicte rápidamente resolución otorgando a Juan, aunque sea con mucho retraso, lo que se merece, que es el máximo recargo de prestaciones», dice Dávila.

Por otro lado considera que el Ayuntamiento y la Diputación que representa en juicio al Consistorio tendrá de cumplir a partir de ahora esta ley íntegramente «para que no vuelva a caer otro servidor de la sociedad como Juan y que su sacrificio heróico haya servido de algo».