SUCESOS

El hotel de Tarifa y Endesa en el punto de mira de los sindicatos

CCOO asegura que se personará como acusación particular si la investigación evidencia irregularidades

La mesa en la que comían los empleados estaba situada junto al transformador eléctrico.
La mesa en la que comían los empleados estaba situada junto al transformador eléctrico. - FRANCIS JIMÉNEZ

«La zona donde estaban descansando los trabajadores no cumplía con la normativa de riesgos laborales», afirma tajante José Gavilán, secretario comarcal de salud laboral y acción sindical de Comisiones Obreras (CCOO). Este sindicato envió el jueves una denuncia a la Inspección de Trabajo por la falta de «medidas de seguridad e incumplimiento del reglamento industrial» del hotel ‘100% Fun’ de Tarifa, dentro de cuyas instalaciones se produjo el pasado sábado una deflagración en un transformador eléctrico de Endesa, hiriendo a ocho de los trabajadores de la cocina del establecimiento que, en ese momento, se encontraban comiendo en una mesa situada justo al lado del transformador.

En el documento enviado a la Inspección de Trabajo, CCOO ha solicitado que el organismo requerido acuerde «la práctica de las actuaciones que conlleven la comprobación de los hechos expuestos y levante infracción contra ‘100% Fun’ y Endesa, declarando el recargo de las prestaciones por accidente de trabajo en el porcentaje del 50% a cargo de las empresas».

«Hemos adoptado todos los esquemas de seguridad necesarios», afirma la dirección de hotel

El sindicato pide a la Inspección de Trabajo que requiera a la dirección de ‘100% Fun’ «el plan de prevención» necesario para la evaluación de riesgos y la planificación de la actividad preventiva, «información y formación recibida por cada trabajador» en relación al trabajo encomendado, junto con el «plan de emergencia». Para Nuria Martínez, secretaria de Condiciones de Trabajo y Salud Laboral de Comisiones Obreras de Andalucía, en base a la comprobación del lugar que el sindicato realizó una vez sucedidos los hechos, «está clarísimo que ese lugar de trabajo no cumplía la normativa».

Asimismo, según ha declarado José Gavilán, CCOO está estudiando denunciar a Endesa ante el Ministerio de Industria. «Si nos dan la razón nos personaremos como acusación particular, tanto contra el hotel como contra la compañía eléctrica», afirma. Y es que, además, CCOO ha recogido en su denuncia «el incumplimiento muy grave del Real Decreto 337/2014 de 4 de mayo por el que se aprueba el reglamento de condiciones y garantías de seguridad de instalaciones eléctricas de alta tensión y sus instrucciones técnicas complementarias» que se ha saldado «con resultado de fallecimiento» de dos de las empleadas del hotel, Mariluz Morillo y Sara Ojeda.

Según David Cifredo, presidente de la organización de consumidores Facua Cádiz, hay que tener en cuenta que el accidente se ha producido «en jornada laboral y afecta exclusivamente a trabajadores» por lo que las posibles responsabilidades penales tendrían que ir por la vía del derecho laboral. Si bien es cierto que «la responsabilidad legal recae en el propietario de la instalación», es decir, Endesa, «que es el encargado de la manipulación, control y mantenimiento» del centro de transformación.

Sin información

Por su parte, la dirección del hotel ‘100% Fun’ emitió ayer un nuevo comunicado de prensa insistiendo en que «ha atendido escrupulosamente la normativa vigente en la materia» y «ha adoptado todos los esquemas de seguridad necesarios» ya que para el establecimiento, «siempre ha sido prioritario cuidar y preservar la vida de todos sus integrantes».

«Está claro que el lugar de trabajo no cumplía la normativa», aseguran en Comisiones Obreras

Además, el hotel asegura que nunca se les informó «de la inspección o mantenimiento que se hacía del transformador, puesto que ni teníamos acceso al mismo ni conocíamos su estado o mantenimiento». Esta afirmación es especialmente llamativa ya que Endesa ha afirmado que la última inspección periódica realizada a la instalación eléctrica, que se encuentra dentro del recinto del hotel, se realizó en el año 2015.

«Actualmente, los hechos que causaron el accidente son materia de investigación por parte de las autoridades competentes», señala el hotel en el comunicado, que cuentan con su «apoyo y acompañamiento incondicional en lo que consideren necesario».

Cuando se conozcan los resultados de esta investigación, la dirección del hotel ‘100% Fun’ destaca que «seguirá actuando con estricto apego a la Ley y a lo que determinen las autoridades competentes».

Ingreso hospitalario

La deflagración en el centro de transformación se ha cobrado la vida de dos de las trabajadoras del hotel heridas, Mariluz Morillo y Sara Ojeda, de 33 y 32 años, que sufrían quemaduras en el 90% de su cuerpo. Cinco de sus compañeros, Francisco José Fernández, Daniel Domínguez, Juan Antonio Puerto, Francisco Morillo y Esther Álvarez, continúan ingresados en estado muy grave en la Unidad de Quemados del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, con quemaduras entre el 30 y el 50% de su cuerpo. No obstante, según aseguran fuentes hospitalarias, el que pasen los días sin novedad sobre su estado de salud es señal de que están respondiendo favorablemente al tratamiento.

La herida dada de alta el domingo ha tenido que volver a ser ingresada para curarle las quemaduras

Mientras, Irene Rodríguez, la trabajadora que fue dada de alta el domingo en el Hospital Punta de Europa de Algeciras, ha tenido que volver a ser ingresada.Esta vez ha sido en el Hospital Quirónsalud Campo de Gibraltar, a recomendación de su mutua de accidentes de trabajo, ya que, según explican fuentes del Ayuntamiento de Algeciras, cuyo alcalde acudió ayer a visitarla, «la cura de sus heridas necesita unas condiciones especiales», por lo que permanecerá en este centro hospitalario al menos dos semanas para que le realicen las curas pertinentes.

«Estamos devastados», declaran desde el hotel ‘100% Fun’. «El dolor inunda nuestros corazones». Mientras, el resto de trabajadores, familiares, amigos y allegados de los heridos rehusan realizar declaraciones al respecto sobre una tragedia en la que perduran muchos interrogantes.

Un dolor silencioso, como el llamamiento que durante todo el día de ayer recibieron muchos tarifeños instándoles a apagar las luces a las 22 horas durante cinco minutos en señal de duelo.

Por su parte, Comisiones Obreras ha convocado una concentración el día 31 de agosto en la puerta de la Oficina de Coordinación de la Administración General del Estado (AGE) en el Campo de Gibraltar para protestar «por las precarias condiciones de trabajo y la alta siniestralidad laboral» en esta zona y apoyar a las familias y seres queridos de las fallecidas y los heridos en el accidente.

Toda la actualidad en portada

comentarios