INDUSTRIA NAVAL

Homenaje de Navantia a sus jubilados

La dirección de los astilleros de la Bahía reconoce la labor de los trabajadores más veteranos en un acto de fraternidad

CÁDIZActualizado:

Un nutrido grupo de jubilados de los astilleros de la Bahía se dio cita ayer en las factorías de Cádiz y Puerto Real para recibir una muestra de gratitud y cariño por parte de la empresa. La compañía quería reconocer en un acto público la dedicación y el esfuerzo de sus trabajadores a la hora de concluir una larga etapa laboral. Navantia en la Bahía de Cádiz invitó a todos los jubilados de este último año para hacerles un pequeño homenaje y reconocimiento por toda una vida de trabajo en la empresa.

El evento tenía como objetivo mostrar el respeto por el trabajo desarrollado durante todos estos años y mostrar también gratitud a las familias que han sobrellevado su dedicación a la empresa.

Los jubilados fueron recibidos en sus respectivos centros de trabajo por los responsables de cada factoría y realizaron, junto a sus familias, un recorrido guiado por su astillero, donde pudieron volver a ver y mostrar a los suyos el lugar en el que pasaron la mayor parte de su tiempo.

La edad media de los trabajadores de Navantia ronda en estos momentos los 55 años y la empresa prepara un plan para rejuvenecer su plantilla y permitir el acceso de savia nueva. Casi la mitad del contingente ha superado el ecuador laboral y muchos de ellos ya orientan su futuro más inmediato hacia la soñada jubilación.

Tras la visita, el grupo de jubilados y sus familias fueron trasladados al astillero de Puerto Real donde realizaron todos juntos una visita a la Zona Histórica de Matagorda, guiada por el responsable del museo naval, José María Molina.

Una vez finalizada la visita fueron recibidos en el Taller de Forja por Pablo López Diez director del astillero San Fernando-Puerto Real, Joaquín Hernádez Rocha, director de Reparaciones Cádiz, y Alberto Cavilla, jefe de personal, que les dedicaron unas palabras de agradecimiento por su entrega y un detalle en recuerdo de su paso por la empresa. El acto finalizó con un aperitivo.

Las tres plantas de la Bahía suman 1.800 empleados, de los que el 48% son operarios, un 28% forman parte del personal administrativo y de gestión y el 24% restante corresponde al cuerpo de ingenieros y técnicos. El contingente más numeroso de la plantilla se concentra en la planta de Puerto Real con el 53%, seguido de la factoría de San Fernando, con el 18%, y un 14% en la unidad de reparaciones del astillero de Cádiz. El 15% restante forma parte de los servicios compartidos.