SUCESOS

El hallazgo del cadáver del pequeño Samuel en Barbate sacude todas las conciencias

La localización del cuerpo sin vida de este niño inmigrante en una playa barbateña causa conmoción y escándalo a partes iguales. Interior anuncia una investigación mientras que las ONG piden al Gobierno que actúe con firmeza para evitar más muertes

El cuerpo del menor fue encontrado en una playa próxima al Faro de Trafalgar en Caños de Meca - LA VOZ
M. ALMAGRO / LA VOZ - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

Cada semana llegan a las costas españolas inmigrantes procedentes de distintos puntos de África con la esperanza de poder encontrar un futuro. Es constante. Un goteo habitual de pateras que son rescatadas naufragadas en el Estrecho. Pero el drama parece que se vuelve más cruel cuando quien lo protagoniza es un pequeño de seis años. El hallazgo del cadáver de un niño inmigrante este pasado viernes en una playa próxima al Faro de Trafalgar en Barbate ha sacudido de nuevo las conciencias levantando conmoción y escándalo a partes iguales. El hecho de que no transcendiera hasta este domingo la localización de su cuerpo ha avivado además las críticas de numerosos colectivos que creen que el Gobierno español no quiere verse envuelto en un caso como el del niño kurdo Aylan, cuya foto en la que aparecía tendido en la orilla del mar impactó al mundo entero.

Sin embargo, desde el Gobierno se asegura que «en absoluto» se ha intentado ocultar este fúnebre hallazgo que se conoció por un tuit del secretario de migraciones de la Diócesis de Cádiz, Gabriel Delgado, quien lamentaba la muerte del pequeño. Según el subdelegado del Gobierno en Cádiz, Agustín Muñoz, esa misma mañana, en un acto en Conil informó a los medios locales presentes en el acto del hecho. El subdelegado explicó este lunes que allí se dio nota del hallazgo del cuerpo en avanzado estado de descomposición y transmitió sus condolencias a los familiares del menor. Según aseguró el niño podría viajar en la patera que había naufragado dos semanas antes y que arrojó a otra zona de la costa gaditana los cuerpos de cuatro hombres y una mujer. Agustín Muñoz defendió que el trabajo de Salvamento Marítimo es continuo en la costa de Cádiz y destacó la necesidad de luchar para «acabar con las mafias que ponen en riesgo la vida de muchas personas aprovechándose de su esperanza de encontrar una vida mejor».

Por su parte, el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, lamentaba la muerte e incidía también en la lucha contra las mafias. En declaraciones a los periodistas en Córdoba, Nieto afirmó que «desgraciadamente este tipo de tráfico tiene como consecuencias situaciones dramáticas que no son evitables» y añadió que serían aún más frecuentes sin la actuación de Salvamento Marítimo. Nieto señaló que la investigación para esclarecer los hechos sigue en curso «para intentar que no se produzcan más situaciones de este tipo».

Concentración de repulsa

Por otro lado, el pueblo de Barbate celebraba la mañana de este lunes una concentración de repulsa en la que ha reclamado el cambio de las políticas migratorias para que hechos como este no se repitan. El alcalde de la localidad, Miguel Molina, explicó que el niño, según los datos recogidos, se llamaba Samuel, tenía 6 años y viajaba en la patera con la que desde Marruecos trataba de alcanzar la costa española con su madre, llamada Verónica y cuyo destino se desconoce por el momento.

Las organizaciones que trabajan en la zona creen que el niño y su madre viajaban en una patera que hace dos semanas naufragó en las costas del Estrecho. Los pasados 14 y 15 de enero fueron hallados los cadáveres de tres varones en la costa de Algeciras y el cuerpo de un hombre y una mujer en la zona de Bolonia, en Tarifa.

Teresa Mira, miembro de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía en Barbate, añadía que, según los datos recogidos hasta ahora, el niño y su madre procedían del Congo. «A veces hay que ponerle nombre y apellido, para darnos cuenta de que estamos hablando de vidas humanas. Tenemos que poner fin a esto», declaró Molina quien recordó que pueblos como Barbate y otros de la costa gaditana viven «en primera línea» el drama de la inmigración y claman por que se construyan «políticas internacionales» que paren este drama.

Teresa Mira pedía que «lo mismo» que el cadáver de este niño ha llegado a las costas de Barbate que «vaya a las conciencias de los responsables de esas nefastas políticas migratorias».

«Samuel, como Aylan (el niño kurdo de 3 años que fue hallado ahogado en una playa de Turquía) tenían un proyecto migratorio, para mejorar su existencia, su vida, desgraciadamente ha quedado truncado», ha señalado la representante de la APDHA. «No queremos ni una muerte más».

«Estamos todos sobrecogidos, ha aparecido un pequeño muerto, es un drama que nos tiene que hacer reflexionar a todos», decía en conferencia de prensa el número dos del PSOE andaluz, Juan Cornejo. El socialista reclamaba «sensibilidad y transparencia» tras denunciar que no se ha «informado» suficientemente a la ciudadanía. «Por mucho que queramos olvidar, es un drama que tenemos muy cerca y no hacemos lo suficiente», consideró.

También se manifestó el coordinador general de IU Andalucía, Antonio Maíllo, quien aseguró que las muertes de inmigrantes que intentan llegar a España por mar no son tales sino «asesinatos» que deben recaer en la «conciencia de la Unión Europea» y en su «política de muros». Por su parte, el diputado de Podemos en el Congreso, Juan Antonio Delgado, mostraba su dolor y lamentaba la «indiferencia más absoluta» del Gobierno, a la vez que criticaba la política europea «que condena a los refugiados y migrantes». Delgado recordó que la pasada semana remitieron al Congreso una solicitud de información tras el hallazgo de un cuerpo sin vida en la playa de Bolonia el pasado enero.

«No más muertes»

Asimismo, Save The Children hacía un llamamiento al presidente del Gobierno para que no se vuelvan a repetir casos como el éste. Para la ONG, la muerte de Samuel pone de relieve además cómo los niños son los más vulnerables en el drama de las migraciones y evidencia que «la bienvenida que se hace en Europa a la infancia refugiada no está a la altura de la situación actual».

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía ha llamado a la sociedad a mostrar su «repulsa y condena» yha convocado una concentración simbólica de carácter solidario que se celebrará a las 19.00 horas de este martes ante el Ayuntamiento de Barbate.

Toda la actualidad en portada

comentarios