Un agente del equipo de inspecciones recoge los restos de sangre encontrados en el suelo de la cocina. - L. V.
TRIBUNALES

La Guardia Civil encontró sangre del Pelón en la casa de 'El Ojos' en El Puerto

En la inspección ocular, los agentes hallaron en la vivienda que tenía alquilada el líder de la banda restos de ADN que coincidieron con el perfil genético de la víctima

Actualizado:

El juicio a la banda del Ojos acusada de secuestrar, torturar y matar al chiclanero David Muñoz, alias 'El Pelón' en agosto de 2014 quedaba este viernes visto para sentencia. Por la Sección Cuarta han pasado durante tres semanas unos doscientos testigos. Los trece procesados se enfrentan a penas que van desde los 77 años de prisión, para los máximos implicados, a los 55. Según la acusación, mataron «de una forma extremadamente violenta» al Pelón, al que secuestraron y torturaron durante ocho horas para robarle presuntamente los 400.000 euros que creían que guardaba por un asunto de narcotráfico.

Pues bien, según ha podido saber este periódico, aunque son muchas las pruebas que se manejan en este caso, una de las que podrían tener para el tribunal un mayor peso incriminatorio son unas muestras de sangre de la víctima que se hallaron en la casa que el líder de la banda, Ismael López ‘El Ojos’, tenía alquilada en la calle La Habana de El Puerto. Según fuentes consultadas, esos rastros fueron encontrados por los agentes del Equipo Central de Inspecciones Oculares del Servicio Central de Criminalística de la Guardia Civil en el suelo de la cocina y en el salón. En la inspección estuvieron apoyados por un perro especialista en rastrear y marcar restos biológicos.

Los investigadores sospechan que habían limpiado la casa pero a pesar de ello quedaron estas muestras que fueron recogidas y posteriormente cotejadas con el perfil genético de la víctima. El hallazgo de este ADN confirmaría que El Pelón estuvo en la vivienda aquella madrugada del 5 de agosto después de que lo secuestraran en Chiclana.

Los acusados por su parte han negado durante el juicio cualquier participación en el crimen asegurando algunos que se dedicaban a temas de narcotráfico pero que no tuvieron nada que ver con la muerte de David Muñoz. Además, algunos de los procesados negaron haber estado en la casa de la calle La Habana, otra de las cuestiones que más se han debatido entre las partes durante las testificales. Sin embargo una de las procesadas sí admitió que allí se reunió parte de la banda. Ahora será el tribunal quien con todas las pruebas ya en su mano decida sobre la culpabilidad o no de los investigados.