'OPERACIÓN ALGORITMO'

Guardia Civil: «Los delincuentes no tuvieron posibilidad de resistirse»

La Guarida Civil difunde un vídeo con la detención de los asesinos del matrimonio de Chiclana

CÁDIZActualizado:

«Los delincuentes no tuvieron ninguna opción de resistirse, se realizó en su detención una operación de fuerza y nos ayudó el factor sorpresa». El coronel de la Comandancia de Cádiz, Alfonso Rodríguez, subrayó durante la rueda de prensa para esclarecer el 'Crimen del churrero', que tuvo lugar en 2004 en Chiclana, que los sospechosos pertenecían a una banda muy violenta integrada por 30 personas de antiguas repúblicas yugoslavas, de ahí la importancia de actuar con rapidez.

La primera detención se produjo en 2015 y fue la que condujo al resto de culpables. Rodríguez resaltó la dificultad para localizar a los culpables «porque no tenían ninguna relación con la provincia de Cádiz y se movían con libertad por toda Europa».

La Guardia Civil indicó que los detenidos, con domicilio en Sevilla, no se molestaron en fabricar una tapadera que pudiera disimular su nivel de vida: «No se dedicaban a otra cosa más que a delinquir».

La violencia con la que actuaban estos cuatro delincuentes (tres de nacionalidad macedonia y un cuarto de origen montenegrino) quedó patente en su irrupción en el domicilio de Antonio Romero y su esposa Manuela Núñez. Según las hipótesis que maneja la Benemérita, los golpes que le propinaron los asaltantes al dueño de la casa para que les revelara la combinación de la caja fuerte le provocaron la muerte casi de inmediato.

Tampoco tuvieron ningún tipo de compasión con su mujer, a la que golpearon violentamente y dieron por muerta. No falleció en el acto Tuvo que sufrir, según el informe médico, un «infierno» durante varios meses antes de fallecer.