Educación

Las guarderías gaditanas culpan a la Junta del descontrol en la apertura de los centros

Los sindicatos cifran en un 85% el seguimiento de la huelga, mientras que la Junta habla de un 7%

Protesta a las puertas de la delegación de Educación en Cádiz.
Protesta a las puertas de la delegación de Educación en Cádiz. - F. Jiménez

En todas las manifestaciones y huelgas hay dos cifras: la de quienes las convocan y las de quienes las sufren. Y, por lo general, los datos son más que desparejos. Tal ha sido el caso de la huelga en las guarderías gaditanas, convocadas para ayer y hoy en protestas por la reforma que ha aprobado Educación sobre la regulación de plazas conveniadas y la subvención para los padres. Los sindicatos hablan de un 85% de seguimiento mientras que la Junta de Andalucía rebaja el número a un modesto 7%. Y en medio, la patronal, denuncia que se han impuesto unos servicios mínimos abusivos.

Este 7% de seguimiento en la provincia de Cádiz estaría lejos del 17% registrado en Huelva y del 10% de Granada y Málaga, aunque por encima del 2% de Jaén y el 1,8% de Almería.

Y, en medio de esta guerra, están los niños. O mejor dicho, sus padres, «que no sabían hasta última hora si las guarderías iban a estar abiertas o cerradas», según denunciaba Maribel Uncala, vicepresidenta de la Asociación de Escuelas Infantiles Unidas (Aeiou). Según relata, «no nos enteramos si teníamos que ofrecer servicios mínimos hasta el martes a las 19.30 horas... y porque nos avisó Comisiones Obreras por 'whatsapp'».

Y es que, aunque resulta extraño ver a patronal y a sindicatos unidos, en este caso van de la mano. Ambos temen que la nueva norma, que permite que se oferten plazas con una rebaja de precio y que no garantiza la obtención de ayudas más allá de mayo, contribuya a «precarizar más el sector» e, incluso, «a que se produzca una pérdida de empleo». Los entrecomillados valen tanto para CC OO como para Aeiou.

Uncala, la vicepresidenta de la patronal, conoce el problema de primera mano porque es directora de una escuela de Infantil. «Muchos padres, el martes, no sabían si íbamos a abrir las puertas porque no había decretados servicios mínimos. Tuvieron que buscar una alternativa para dejar a sus hijos por culpa de la falta de previsión de la Junta», explica.

Además, detalla que en anteriores convocatorias de huelga sólo se exigió, como servicio mínimo, que acudiera el cocinero y el director de cada centro. «En esta ocasión, además de estos dos trabajadores, tenía que estar presentes un mínimo de un maestro por cada tres unidades, lo que hizo que muchos trabajadores que querían secundar la huelga no pudieran hacerlo».

La patronal, no obstante, destaca, una vez que los ayuntamientos están conveniando las plazas de guarderías para el próximo curso, que la mayoría de ellos están optando por los que tienen un precio más alto, que es el mismo que se pagaba en el presente curso. «Los ayuntamientos están siendo responsables, saben que tirar los precios es reducir la calidad». Eso sí, eso no significa que no se hayan hecho ofertas muy a la baja por cada plaza.

En concreto, en la provincia, según informa la patronal se han presentado ofertas desde 209 euros (la más alta y que redondea el precio actual) hasta 177,79 euros.

Modificaciones

Por su parte, el secretario provincial de Enseñanza de CC OO en Cádiz, Sebastián Alcón, ha repetido que la Junta «no puede hacer oídos sordos y presentar de forma eufórica un Decreto Ley que viene a comerciar con una etapa de gran importancia en el desarrollo educativo posterior de los niños y niñas andaluces, obviando a los trabajadores y trabajadoras que la sustenta».

Gran parte de las esperanzas del sector están en que la Junta incluya las propuestas de Ciudadanos. Entre éstas, la más importante sería la que contempla dividir el plazo de solicitud de ayudas en cinco periodos. «Es un avance, aunque no la solución», incidía Uncala.

Por lo pronto, los sindicatos ya han adelantado que mantendrán las movilizaciones para que la Junta se eche atrás. Además, hoy ha denunciado el «juego sucio» de la administración por envíar mensajes a las guarderías «diciendo que es el propio centro el que decide hacer huelga si lo estima, como queriendo implicar y culpabilizar a la patronal, algo absolutamente falso, pues quienes deciden hacer huelga son los trabajadores», según denunció Diego Molina, secretario general de Enseñanza de CC OO en Andalucía.

Toda la actualidad en portada

comentarios