ACTUALIDAD

El estado de las playas de Cádiz provoca un conflicto entre Diputación y Gobierno

Las diputaciones provinciales de Cádiz y Huelva han rechazado hoy lo que consideran una «deslealtad» del Gobierno central

María José Garcia- Pelayo acusa a las administraciones de «no proponer ninguna solución ni aportar un euro» desde que ocurrieran los temporales

CÁDIZActualizado:

Las diputaciones provinciales de Cádiz y Huelva han rechazado hoy lo que consideran una «deslealtad» del Gobierno central al plantear la «propuesta imposible» de extraer arena para las playas dañadas por el temporal de un lugar estratégico para la pesca.

En un comunicado conjunto, la presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, y el presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo, consideran «sorprendente y desleal» la propuesta del Gobierno para extraer la arena que falta en el litoral de «una reserva de pesca que exige la máxima protección».

La propuesta, que ha sido rechazada por la Junta de Andalucía, fue hecha pública ayer por el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, que urgió a la Junta a dar otras alternativas y aseguró que, si no lo hacía, sería su responsabilidad que las playas no estuvieran listas para la próxima temporada estival.

Las dos propuestas del Gobierno rechazadas por la Junta pretendían la extracción de arena en El Placer de San Jacinto, un lugar estratégico para especies como la chirla, el langostino y la acedía, y la Flecha de El Rompido, un paraje protegido por su valor mediombiental.

Los dos dirigentes provinciales aseguran en su comunicado que «no van a consentir que se pretenda sacrificar al sector pesquero» para «tapar» la «incapacidad» del Estado de «asumir sus competencias» en «mantener en perfecto estado nuestras playas».

En esta línea, Irene García ha denunciado que el Ejecutivo ha planteado «una fórmula que es un ataque frontal a los intereses del sector pesquero de las provincias de Cádiz y Huelva, porque atenta contra pesquerías tan importantes como la chirla, el langostino y la acedía».

La presidenta de la Diputación de Cádiz ha considerado «absolutamente inexplicable» que el Gobierno plantee la extracción de arena desde una reserva de pesca de una «extraordinaria importancia».

«No solo es una propuesta imposible, sino que además supone un auténtico atropello para un sector de una importancia socioeconómica clave para las provincias de Cádiz y Huelva», ha señalado.

Además ha criticado «el recurso fácil de intentar culpabilizar a la Junta de Andalucía de un rechazo a su propuesta», que sigue también el criterio del Instituto Español de Oceanografía.

La presidenta de la Diputación de Cádiz ha incidido en que «la respuesta negativa de la Junta no puede en ningún caso entenderse como un rechazo a que se propicie la regeneración de nuestras playas».

«Se trata de una actuación responsable, basada en la legalidad y en la sensatez, para no perjudicar además a nuestros pescadores y a la propia pervivencia de nuestros recursos pesqueros», ha insistido.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Huelva ha exigido al delegado del Gobierno en Andalucía que «deje de echar balones fuera».

Ha recordado que ambas diputaciones han participado en todas las reuniones de la comisión interadministrativa creada al efecto y ven ahora con sorpresa como la «lealtad institucional» que las caracterizaba «ha saltado por los aires» por el «tono» de las declaraciones del delegado del Gobierno en Andalucía.

El PP lamenta la actitud

La diputada nacional, Mª José García-Pelayo, ha lamentado la actitud «beligerante» de la Junta de Andalucía y de la Diputación de Cádiz respecto a la solicitud del Gobierno de España de «colaborar» en la recuperación de las playas del litoral gaditano tras los temporales sufridos en el mes de marzo.

García-Pelayo ha criticado que «desde que ocurrieron estos hechos, tanto la Junta de Andalucía como la Diputación han mirado hacia otro lado. Ni han propuesto ninguna solución, ni han aportado un euro, mientras que desde el Gobierno de Rajoy se han aprobado ayudas históricas de 20 millones de euros, poniéndose manos a la obra desde que el pasado viernes lo aprobara el consejo de ministros».

Así, recuerda a la Junta de Andalucía que es «quien tiene que tomar la decisión y decir de dónde extraer la arena necesaria para regenerar nuestras playas», por lo que ha pedido al gobierno andaluz que «no demoré más tiempo y que asuma su responsabilidad, dando soluciones válidas» en este asunto.

La diputada nacional ha pedido a la Junta y a Diputación «lealtad y colaboración» porque «la provincia de Cádiz se juega mucho en este asunto», reclamando que «no paralicen unos trabajos ya iniciados y no vuelva a ser el freno al crecimiento económico y al bienestar de los gaditanos en una materia tan necesaria para la creación de empleo como es el turismo».

García-Pelayo ha recordado que «desde que en marzo las playas de la provincia sufrieran graves desperfectos por los temporales, la Junta de Andalucía no ha aportado nada más de problemas e impedimentos al gran trabajo que realiza el Gobierno de España, única que, realmente, está teniendo voluntad por apoyar al sector turístico de la provincia».

Con todo ello, García-Pelayo ha exigido a las administraciones provincial y regional, gobernadas por el PSOE, que «remen en la misma dirección que el Gobierno de España para tener las playas de Cádiz preparadas para la temporada estival y dejen a un lado, por una vez, la actitud irresponsable de confrontación que sólo perjudica a aquellos gaditanos que de una manera u otra viven del turismo».