TRAGEDIA EN VEJER

«¡Se escuchaban gritos pidiendo ayuda, una tragedia!»

Mueren un padre, su hija de cinco años y un amigo de la familia en un devastador incendio en una casa de El Palmar

El fuego se originó en el porche. - A. VÁZQUEZ
MARÍA ALMAGRO - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

Pasaban unos minutos de la una de la madrugada de este domingo cuando la tragedia decidió cebarse con El Palmar. Allí, los vecinos alertaban al 112 de que unas enormes llamas estaban devorando una casa prefabricada asentada en una parcela entre el Carril de los Atravesados y el Camino de los Sánchez de la pedanía vejeriega.

El fuego, avivado con fuerza por plásticos y madera, corría deprisa y ya había quemado las vigas del porche. Entraba en la vivienda y causaba el terror asestando un golpe mortal a una familia del municipio sevillano de La Algaba, que llevaba años pasando sus vacaciones en esta zona de la costa jandeña.

Con poca o ninguna escapatoria ya, los cuatro miembros de esta familia y un amigo protagonizaban así uno de los sucesos más duros que se han vivido en Vejer en los últimos años.

A. VÁZQUEZ

El incendio fue devastador. El padre, José Corriente Humanes, de 45 años y empleado de la planta sevillana de Airbus, falleció por inhalación de humo. Fue encontrado inconsciente en el interior de la vivienda. Según algunos testigos, entró a rescatar a su hija pequeña y eso resultó letal.

El hombre murió por inhalación de humo cuando fue a rescatar a la pequeña

Su mujer, Carmen N. G. , trabajadora del 112, sufrió quemaduras en el 90 por ciento de su cuerpo y, al cierre de esta edición, se teme por su vida. Se encuentra en la UCI de la Unidad de Grandes Quemados del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. En el mismo centro hospitalario está su hijo de 9 años, también herido en este fatídico siniestro. El pequeño tiene el 68 por ciento de su cuerpo afectado.

Un amigo de la familia, Luis González Cornejo, que pasaba unos días junto a ellos, también resultó herido. Aunque en un principio fue evacuado al Clínico de Puerto Real, debido a la gravedad de sus quemaduras (en un 80% de su cuerpo) se le trasladó finalmente a Sevilla, donde fallecía a última hora de la tarde de ayer. Era natural de la capital andaluza y padre de dos niños en adopción.

Los servicios sanitarios lograron sacar de la vivienda a la hija pequeña de cinco años, que estaba inconsciente. Cuando llegaron, la encontraron tendida en parada cardiaca pero lograron reanimarla. Sin embargo, por desgracia, falleció también horas después en el Hospital Puerta del Mar de Cádiz, donde fue ingresada muy grave como consecuencia de las quemaduras provocadas por el fuego y la intoxicación por la intensa humareda. Una fatal casualidad ha hecho coincidir el día de su nacimiento con el de su muerte. Ayer la pequeña Julia hubiera cumplido cinco años.

Una fatal casualidad ha hecho coincidir el día del nacimiento de la niña con el de su muerte. Este 16 de julio hubiera cumplido cinco años

Todo apunta que el incendio se originó por una vela que tenían en el porche de la casa. Al caer sobre una mesa de plástico prendió rápidamente y se extendió por la estructura de madera: un banco, la puerta de entrada y dos vigas. Posteriormente, al asustarse por lo que estaba pasando, el padre que se encontraba en el exterior abrió la puerta para salvar a su familia pero las llamas y el denso humo entraron en el interior. «Al ver el fuego han abierto la puerta y eso ha permitido que las llamas pasaran dentro», se lamentaba este domingo el alcalde de Vejer, José Ortiz, muy afectado por lo ocurrido. En cuanto al pequeño, algunas fuentes aseguraron que pudo saltar por la ventana. La madre y el amigo de la familia sí pudieron salir por la puerta de entrada a la casa, pero sufrieron quemaduras casi en la totalidad de su cuerpo.

Conmoción y luto

Las espeluznantes circunstancias de este fatal accidente han conmocionado a la localidad vejeriega. Los vecinos que pudieron ser testigos de lo ocurrido lo relataban con lágrimas en los ojos e incrédulos ante tan desgraciada mala suerte. Esta familia de La Algaba es muy conocida y querida en El Palmar. «Son gente buena», decía tras lo ocurrido una vecina.

«Me levantaron los gritos: «¡fuego, fuego!, salí a la calle y entonces vi venir al niño mayor corriendo hacia mi casa con su abuela de la mano, que vive cerca, y solo me decía: ‘¡agua, agua!’, chillando, tenía la espalda muy mal». Al fondo se veían perfectamente las llamas que devoraban su casa.

Todo sucedió muy rápido, unos minutos bastaron para teñir todo de luto. «Escuché como pedían ayuda al amigo de la familia, pero él estaba también muy mal ya», relataba otra de las vecinas que fueron testigo de este fatal accidente. «Cuando sacaron a la niña estaba inconsciente, pero pudieron reanimarla». Horas más tarde se conocía la triste noticia de su fallecimiento.

Ante este cruel suceso, el Ayuntamiento de Vejer decidía ayer decretar tres días de luto oficial por el incendio. «Ha sido una madrugada muy dura, donde no existe consuelo para esta familia. Siento un dolor inmenso. No hay palabras para describir lo vivido», declaraba impactado el alcalde. Igualmente, en el municipio sevillano de La Algaba, el Ayuntamiento anunciaba dos días de luto oficial y lamentaba «profundamente» el fallecimiento de su vecino.

Toda la actualidad en portada

comentarios