Cádiz Provincia

La Diputación incrementa las inversiones previstas en 2015 y reduce su deuda en 25 millones

La tesorería también depara remanentes positivos, cifrados en 19,7 millones de euros

LA VOZ - Actualizado: Guardado en:

El responsable del área de Asuntos Económicos de la Diputación de Cádiz, Jesús Solís (PSOE), ha ofrecido los datos correspondientes a la liquidación del presupuesto del año 2015, que se ha saldado con un resultado positivo de 15,7 millones de euros tras compensar la diferencia entre los ingresos y gastos ponderados con los ajustes por desviaciones de financiación. Según ha destacado, durante el ejercicio se han incrementado las inversiones previstas y se ha reducido la deuda en 25 millones.

En una nota, la Diputación ha explicado que se ejecutó un 84,79 por ciento de los gastos -lo que comporta una cifra de 215,7 millones de euros- y un 83,6 por ciento de los ingresos -215,2 millones de euros en términos absolutos-.

Así, el superávit supera el saldo anterior, el de la liquidación del año 2014, en algo más de cinco millones de euros. La tesorería también depara remanentes positivos, cifrados en 19,7 millones de euros según ha indicado Jesús Solís, que mejora en 12 millones el registro alcanzado en el presupuesto de 2014.

Solís ha analizado el comportamiento de los tres principios que articulan la Ley Orgánica 2/2012 de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera de las Administraciones Públicas: estabilidad, deuda pública y regla de gasto.

La estabilidad se obtiene tras deducir la diferencia entre ingresos y gastos no financieros y permite reflejar la capacidad de endeudamiento de la entidad pública; en el caso de la Diputación de Cádiz este ratio se cifra en 28,7 millones de euros, que «acredita la solvencia de la Institución Provincial».

La deuda pública de Diputación -considerando las operaciones a largo plazo, a corto y los avales- se concreta en el 88,26 por ciento de los recursos corrientes, tras la liquidación del presupuesto de 2015, «muy lejos del 110 que es el máximo legal».

Solís ha valorado que en al cierre del presupuesto de 2014 la deuda de la Diputación se situaba en el 98,5 por ciento. La evolución descrita en un año, del 98,5 al 88,26 por ciento, significa que «la reducción neta de la deuda ha sido de 25 millones de euros». La deuda actual se cifra en 194 millones de euros.

GASTO

En el año 2015 la Diputación alcanzó un gasto de 173,9 millones de euros, sin contabilizar el gasto financiero, si bien la regla de gasto -condicionada por los datos del último presupuesto liquidado- establecía un límite de 163,2 millones.

El diputado ha explicado que «nos negábamos a depositar más dinero en los bancos» para amortizar la deuda «y no dedicarlo a políticas sociales, a incentivar empleo o financiar inversiones en los municipios». Además, «situamos la regla de gasto de la Diputación en unos niveles lógicos», conforme a su capacidad económica y financiera.

Así, ha indicado que el anterior equipo de gobierno del PP gastó en el año 2014 «poco más de 161 millones de euros» cuando su margen permitido se cifraba en 172,8 millones.

En su opinión, esa «bajada injustificada» propició un «discreto» techo para el ejercicio de 2015: en concreto 163,2 millones que es el resultado del gasto de 2014 más la tasa de crecimiento de referencial del PIB. El esfuerzo final asumido en 2015 conllevará un aumento del límite de gasto para el actual 2016.

Finalmente, ha apuntado que la desviación de la regla de gasto en el año 2015 obliga al diseño de un Plan Económico Financiero que será traslado al Pleno de Diputación. En ese documento, según ha explicado Solís, se determinarán las causas que han motivado la superación del límite y se asumirá el objetivo de no franquear el techo de gasto en el ejercicio de 2016 actualmente en vigor.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios