Se han practicado operaciones aéreas, desembarcos, evacuaciones sanitarias o ensayos de tiro de precisión. - ANTONIO VÁZQUEZ
FUERZAS ARMADAS

Dentro del ejercicio Marfibex de la Armada Española

El Golfo de Cádiz y la Sierra del Retín han sido el escenario de un adiestramiento anfibio en el que han participado más de mil militares

BarbateActualizado:

Aún no ha amanecido cuando los dos helicópteros Cougar de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET) despegan de la Base Naval de Rota. En su costado, el acrónimo ISAF recuerda que, si bien ahora surcan el cielo gaditano, no hace mucho hicieron lo propio en Afganistán. Vienen, junto con sus tripulaciones (formadas cada una por dos pilotos, otros tantos operadores que también son tiradores y un mecánico), de la base sevillana de ‘El Copero’ para participar en ‘Marfibex’, el ejercicio de adiestramiento anfibio colectivo organizado por la Armada Española, que durante la última semana ha tenido como escenario el Golfo de Cádiz y el Campo de Adiestramiento de la Sierra del Retín.

La cubierta del buque de asalto anfibio ‘Castilla’ sirve de pista de aterrizaje a los helicópteros de las FAMET que, como indica uno de sus pilotos, el capitán Martorell, ensayan su interoperabilidad con buques y helicópteros de la Armada. Su misión, mover tropas de tierra a los barcos.

Navegando a seis kilómetros de la costa de Barbate, frente al Retín, el ‘Castilla’ es el buque de mando de un exigente ejercicio, en el que todo está planeado al milímetro. Desde aquí, el contralmirante Ricardo Atanasio Hernández López, se encuentra al frente de las 50 personas que forman el Estado Mayor de laFuerza Anfibia Operativa que dirige el ‘Marfibex’. La importancia de que todo salga a la perfección en este tipo de adiestramientos periódicos es evidente teniendo en cuenta que, en la actualidad, España ejerce el mando del componente anfibio del Estado Mayor de la OTAN. Es decir, de los 28 países que conforman la Alianza Atlántica, España sería el encargado de, en caso de que fuera necesario, dirigir la proyección naval de una Fuerza, desde la mar a tierra, en cualquier lugar del mundo.

Tierra, mar y aire

Por ello, no se escatiman recursos. En la ejecución del ‘Marfibex’, desarrollado del 27 de noviembre al 1 de diciembre, han participado, junto al ‘Castilla’, su gemelo, el ‘Galicia’, así como el Grupo Naval de Playa, todos ellos pertenecientes al Grupo de Acción Naval Número 2 y la fragata ‘Victoria’.

Por su parte, la Infantería de Marina ha contribuido a este ejercicio con el Tercer Batallón de Desembarco del Tercio de Armada, un centenar de alumnos de la escuela de Infantería de Marina, ‘General Albacete y Fuster’ y una compañía con 109 ‘Fuzileiros de Marinha’ portugueses. En total, 450 infantes, cuya característica esencial es su capacidad anfibia, saliendo de la mar, ya sea en helicópteros, lanchas u otros medios, para desplegar en tierra.

Un país tomado por un grupo terrorista ha sido el escenario ficticio en el que se ha desplegado