Cuando se produce un rescate de migrantes en la mar, estos permanecen a bordo del buque español durante un par de días, mientras que son trasladados a un puerto seguro en Italia.
Cuando se produce un rescate de migrantes en la mar, estos permanecen a bordo del buque español durante un par de días, mientras que son trasladados a un puerto seguro en Italia.
OPERACIÓN SOPHIA

Cuando la esperanza llega de Rota

Las fragatas españolas han rescatado a miles de personas en el Mediterráneo. Actualmente, la ‘Santa María’ lucha contra el tráfico ilegal de seres humanos

CádizActualizado:

Vuelven a salir de puerto. Séptima patrulla por el mar Mediterráneo, cinco meses en la operación ‘Sophia’. 170 días desplegados y, por delante, un mes y medio más.

La fragata ‘Santa María’ dejó su casa, la Base Naval de Rota, el pasado mes de diciembre con un objetivo claro: luchar contra las redes de tráfico de personas. «Desde el primer momento la dotación ha estado siempre con un comportamiento y un trabajo excelente y eso que hemos pasado fechas importantes, como las Navidades y la Semana Santa, lejos de casa», explica desde la ‘Santa María’ su comandante, el capitán de fragata Rafael Guerra Soler. Está al frente de más de 200 hombres y mujeres que siguen «con la moral muy alta», declara satisfecho.

En estos meses han realizado 11 rescates en la mar, algunos de dos embarcaciones, en los que han salvado la vida de 1309 personas (entre ellos, 21 mujeres, varias de ellas embarazadas, 157 niños y 6 bebés). Además, «hemos recibido a 113 más, transferidos de otros barcos, para que les llevemos a puerto».

«No hemos pasado más de dos días con 320 personas a bordo, antes de llevarles a un puerto seguro en Italia, pero tenemos una capacidad de albergar y atender hasta 600 personas, unos dos o tres días», detalla el comandante. «En cualquier caso, aunque tuviésemos que estar cinco días a bordo con ellos, estamos encantados de rescatarles», puntualiza.

Italia,Francia, Alemania, Inglaterra y España tienen desplegados hoy buques en la operación ‘Sophia’

No obstante, como señala el capitán de fragata Guerra, la salida de embarcaciones con migrantes que intentan cruzar el Mediterráneo para llegar a Europa ha disminuido durante este año. En concreto, en el periodo de tiempo en el que lleva desplegada la ‘Santa María’ en la operación ‘Sophia’, se ha reducido un 80% el número de embarcaciones en comparación con el mismo periodo del año pasado. Los motivos son muchos, asegura el comandante de la fragata española cuando le preguntamos el porqué de esta disminución, «por un lado, la Unión Europea y Naciones Unidas están llevando a cabo un programa de recaptaciones en los países de origen. Además, creemos (porque de esto no tenemos certeza), que hay mejor situación en cuanto a seguridad en tierra, sobre todo en las zonas desde las que se lanzaban las embarcaciones, con lo cual las mafias tienen más problemas para operar.Y también está la mayor presencia de las embarcaciones de la guardia costera libia, que disuade a las redes de traficantes para llevar a cabo sus acciones», detalla el militar.

Esta caída «empezó en el mes de julio del año pasado y ha ido continuando, cada vez con más intensidad», detalla. «Por poner un ejemplo, hasta el rescate de este viernes 13 de abril llevábamos dos meses y medio sin realizar uno, desde el 27 de enero, algo que no pasaba en esta época del año pasado», subraya el capitán de fragata Guerra.

La operación ‘Sophia’ de la Unión Europea comenzó a finales de 2015 en el Mediterráneo central meridional, frente a las costas libias, para luchar contra las redes de tráfico de personas, prevenir flujos de migración irregular y, de este modo, evitar que muera más gente en el mar. Desde entonces, «ha pasado por diversas etapas y ahora nos encontramos en una fase de estancamiento en cuanto a las posibilidad de apresar a las mafias que se dedican al tráfico ilegal de personas», detalla el comandante de la fragata española. Salen menos embarcaciones, por lo tanto el número de personas rescatadas ha disminuido y, además, los militares han notado que las embarcaciones de migrantes que se hacen a la mar lo hacen «solas y sin ningún tipo de ayuda, con lo cual la interacción con las mafias es nula casi. Han cambiado su ‘modus operandi’ y ahora el riesgo para ellos es cero».

Durante la conversación, el capitán de fragata Guerra advierte, «la operación ‘Sophia’ no es la solución al problema de la inmigración irregular, solo trata de contener ese problema en la mar y luchar contra las mafias. Pero, si estas operan en tierra y no salen a la mar, nos cuesta más actuar contra ellas».

La fragata ‘Santa María’ lleva cinco meses desplegada en la operación ‘Sophia’.
La fragata ‘Santa María’ lleva cinco meses desplegada en la operación ‘Sophia’.-ARMADA ESPAÑOLA

Evitar más muertes

Ahora mismo, en esta misión de la Unión Europea están desplegados cinco barcos, un alemán, otro francés, un británico, la fragata española y un portaaviones italiano, que funciona como buque de mando de la operación. «El área de operaciones es grande, con lo cual la interacción no es muy intensa, porque estamos alejados unos de otros y tampoco coincidimos en los puertos de descanso, porque cuando uno de nosotros va a puerto, el resto tiene que navegar para mantener la vigilancia. No obstante, la relación y la coordinación entre nosotros, como buques de naciones aliadas que somos, es excelente», asegura el comandante de la ‘Santa María’.

Además, «unos tres o cuatro buques de ONGs» también patrullan en el Mediterráneo para salvar la vida de las personas que luchan por llegar a Europa para lograr un futuro. «Tienen un ritmo de trabajo parecido al nuestro, aunque más orientado al rescate de migrantes», cuenta el comandante de la ‘Santa María’. «En cuanto observamos que las condiciones meteorológicas son buenas, ellos, normalmente, suelen desplegarse más cerca de la costa de Libia. Cooperamos y nos relacionamos con bastante frecuencia. Hemos llegado incluso a recibir migrantes que han rescatado ellos y a llevarlos a puerto.Y al contrario, aprovechando que ellos se dirigían a tierra, les hemos transferido personas que hemos rescatado. La relación es muy buena y hasta ahora no hemos tenido ningún tipo de problema», explica.

A la fragata ‘Santa María’ la relevará el mes que viene la ‘Numancia’, también con base en Rota

España contribuye a la operación ‘Sophia’ también con un Destacamento Aéreo Táctico dotado de un avión de patrulla marítima del Ejército del Aire en la Base Aérea de Sigonella (Italia). Ambos mantienen una «cooperación fantástica», detalla el capitán de fragata Guerra. «Ellos tienen un vuelo en la zona cada dos o tres días y siempre que vuelan por aquí, estando nosotros en la mar, enlazamos en frecuencias de radio particulares. Además, cuando vamos al puerto de Catania aprovechamos para visitar la base donde tienen desplegado el avión y ellos embarcan con nosotros», detalla.

A bordo de la ‘Santa María’ también se encuentra un helicóptero de la 3ª Escuadrilla de Aeronaves de la Armada que, «es la extensión de nuestros ojos allá donde se produce una emergencia en la mar», asegura su comandante. Un apoyo fundamental, tanto a la hora de buscar embarcaciones, como «si nos avisan de un evento SOLAS (asistencia a migrantes) y nos dicen que la flotabilidad de la embarcación es limitada, con el helicóptero podemos enviar balsas, chalecos salvavidas, mientras nosotros nos acercamos a la embarcación», detalla. El próximo mes de mayo la ‘Santa María’ finalizará su despliegue, la relevará la fragata ‘Numancia’, que también tiene su base en Rota.