Arriba, presuntos narcos en el Tonelero. Abajo, coche apedreado y lancha embestida.
SUCESOS

Crece la tensión con los narcos en las costas de Cádiz

Las fuerzas de seguridad alertan del aumento de la agresividad de las organizaciones dedicadas al narcotráfico que no dudan en embestir a los agentes si les intentan impedir los alijos

Actualizado:

Tres escenas para retratar un hecho. Todas ellas ocurridas el mismo día, tan solo con unas horas de diferencia. San Roque, madrugada del pasado domingo. Un coche de Policía Local patrulla por la barriada de Guadarranque cuando de repente le embiste un todoterreno. El vehículo abre paso a toda velocidad a otros dos. Los agentes resultan heridos aunque recuperan los coches implicados que habían sido robados e intervienen 900 kilos de hachís.

La Línea. Playa de la Atunara. Un testigo, absorto por lo que está viendo, graba la siguiente imagen: una embarcación de la Royal Gibraltar Police intenta zafarse de una 'goma' pilotada por supuestos narcos que con total descaro y a toda velocidad se les quiere echar encima. Al parecer, la idea que se les ha ocurrido es darles con su lancha en los motores o volcarlos para impedir que les quiten la droga y los detengan.

Horas después, por la tarde, el 'espectáculo' se repite pero esta vez con más gente. Una patrulla de la Guardia Civil y dos zetas de la Policía reciben insultos, pedradas y golpes por parte de un centenar de personas. Algunos de ellos se encuentran cargando droga a pie en las inmediaciones de la playa del Tonelero. Los agentes resultan heridos y los coches dañados por pedradas y ladrillazos.

Asi quedó la patrulla local tras ser embestida.
Asi quedó la patrulla local tras ser embestida.- LA VOZ

Trabajar entre insultos y pedradas

«Esta violencia con la que actúan los narcos últimamente es nueva. Si la habido en otros momentos nos tendríamos que remontar quizá a los años 90», cuenta con preocupación un agente experto en esta lucha. «Actúan con total impunidad... antes si es verdad que alguno embestía a la Policía pero uno de muchos, ahora parece que se está convirtiendo en una práctica habitual. Un método».

Lo corrobora el portavoz de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) Jose Encinas. Según explica, estos hechos no son puntuales sino que la peligrosidad y el riesgo ya forman parte del día a día de los agentes desde hace tiempo. «Están usando los coches para empotrarse contra las patrullas. Son vehículos preparados para eso».

Los narcos usan hasta tres todoterrenos: uno para embestir, otro de señuelo y el tercero que lleva la droga

Y es que según han podido comprobar agentes de diferentes cuerpos en algunas intervenciones, algunos narcos emplean ya hasta tres todoterrenos para zafarse del 'alto' y lograr el traslado exitoso de la droga desde la playa hasta la ‘guardería’ que tengan prevista. «Están utilizando tres coches. El primero que va vacío les sirve como lanzadera para embestir, el segundo, también sin carga, es un señuelo por si el primero no consigue anular a las patrullas tras el choque para engañar en las persecuciones, y un tercero, que es el que lleva la droga», cuenta a LA VOZ un policía de la zona.

La preocupación por esta violencia a la que se están enfrentando crece. Ha habido incluso atropellos de agentes que han tenido que ser hospitalizados y se teme que la violencia suba en grados y todo se complique. «Hay hasta quien ha optado por abandonar y cambiar de destino ante las amenazas que ha recibido. No hay que obviar que hablamos de localidades pequeñas donde agentes y delincuentes se conocen, se cruzan, y no resulta sencillo enfrentarte a este problema con los medios con los que se cuenta actualmente».

«Antes había alguno que de vez en cuando se empotraba contra las patrullas pero ahora ya lo hacen como una técnica»

La alerta también la lanzan desde la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC). «Los compañeros se ven desbordados un día sí y otro también tanto con la carga habitual de trabajo en seguridad ciudadana como en su lucha contra la droga». Según lamentan, «esto es lo cotidiano en La Línea: alijos, contrabando e intentos de los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad por hacer su trabajo, mientras los que tienen en su mano la solución miran para otro lado para no enterarse de la gravedad del problema».

«No hay que olvidar que somos la puerta de entrada a Europa tanto para la droga como para la inmigración ilegal», recalca Encinas quien además lamenta la «impunidad» con la que actúan estas organizaciones a plena luz del día ante la mirada de todos. Imágenes que han quedado grabadas en numerosos vídeos que se han hecho virales en las redes. «No buscan rincones escondidos ni intentan taparlo, sino que ya lo hacen con descaro y se comienza a normalizar por los demás».

Piden unidades especiales fijas

La existencia del narcotráfico en el Estrecho no es obviamente nueva pero sí las tácticas que se van empleando como también los cambios en las rutas para evitar la barrera antinarcos de Guadarranque o los controles del SIVE. Pero para seguir en la batalla, los sindicatos vienen reclamando más medios desde hace años, y tras estos graves incidentes, se ha pedido que el Gobierno declare el Campo de Gibraltar, y especialmente La Línea, como «zona conflictiva».

Por su parte, el Sindicato Unificado de Policía (SUP), se suma a la solicitud de más medios personales y materiales pero además exige que se implanten en la Comisaría linense unidades especializadas en la lucha contra el narcotráfico y la seguridad ciudadana, como una UPR fija. Esta petición también la apoyan los responsables políticos como el alcalde de La Línea Juan Franco quien pide ayuda para poder controlar la situación en su municipio, cuyos policías están «desbordados» ante tal panorama.

Según ha podido saber este periódico, el Gobierno parece que ha tomando nota y plantea instaurar una serie de nuevas medidas para reforzar la zona. Mandos policiales han mantenido ya reuniones al respecto. Además se esperan otros refuerzos en el entorno del Guadarranque cuya barrera antinarcos ha sufrido varios sabotajes en apenas unos meses de funcionamiento.

Tras los incidentes registrados en la playa del Tonelero, el subdelegado del Gobierno en Cádiz, Agustín Muñoz, aseguró que la lucha contra el narcotráfico en las costas gaditanas es «continua y permanente». Muñoz animó a «unir esfuerzos» y aseguró que en 2016 «ha habido una tasa de reposición del cien por cien de cobertura y para 2017 en los Presupuestos Generales del Estado el Gobierno contempla 5.937 entre plazas nuevas y de promoción interna en las FCSE». Aún así reconoció que todavía queda «mucho camino por recorrer, porque la lucha contra las organizaciones ilícitas no cesa». Sin duda, seguirán buscando nuevos métodos para que el 'negocio', peligroso pero millonario, corra los mínimos riesgos.

Dos de los supuestos narcos agresores, unos «energúmenos», a prisión

El juez del Juzgado de Instrucción número 4 de La Línea ha decretado prisión provisional para los dos detenidos en la localidad a raíz de las agresiones a una patrulla de la Guardia Civil, de tres componentes, y dos ‘zetas’ del Cuerpo Nacional de Policía, quienes fueron atacados por unas cien personas que se encontraban presuntamente alijando a pie en las inmediaciones de la playa del Tonelero, lugar en el que se llevan a cabo la mayoría de los alijos de droga en La Línea. El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, confirmó este miércoles las detenciones y que se ha decretado el ingreso en prisión provisional sin fianza de dos personas, de nacionalidad española y vecinos de La Línea, que fueron sorprendidas por portar fardos de hachís. En cuanto a los heridos, están ya de servicio, menos un agente, que espera que se pueda incorporar «lo antes posible».

Sanz reclamó una «repulsa social muy amplia» contra los «energúmenos» que agredieron a los agentes y expresó su solidaridad y reconocimiento con ellos. Sanz incidió en la «destacable e intensa actuación» de la Guardia Civil y de la Policía Nacional contra el narcotráfico que se ha saldado en lo que va de año con 26 narcotraficantes detenidos, 11.000 kilogramos de hachís; cuatro de cocaína y uno de heroína intervenidos y 36 vehículos recuperados.

También anunció que se está estudiando el establecimiento de algunas medidas preventivas, en ciertos casos competencia de los ayuntamientos, en los viales de acceso a las playas, como ya se ha hecho en otros municipios como en Los Barrios, en la playa de Palmones.