CONTENIDO PATROCINADO

¿Comprar un piso de segunda mano? Ventajas e inconvenientes

¿Comprar un piso de segunda mano? Ventajas e inconvenientes
L.V. - Actualizado: Guardado en:

El escenario inmobiliario actual, caracterizado por una racha inédita de más de año y medio de crecimiento consecutivo del metro cuadrado, invita al optimismo. Y también a protagonizar operaciones de compraventa, bien para contar con una primera vivienda, bien para tener una propiedad como inversión. De esta manera, son cada vez más los interesados en participar activamente en el mercado. No obstante, una vez tomada la decisión de comprar, surgen una serie de incógnitas relacionadas con la elección del nuevo piso: ¿cuáles son los primeros pasos? ¿Cómo financiar nuestra adquisición? ¿A qué factores conceder prioridad a la hora de elegir entre un inmueble y otro? En este sentido, una disyuntiva recurrente es la de decidir entre una vivienda de obra nueva y una de segunda mano. A continuación, nos dedicaremos especialmente a ello, recogiendo brevemente sus ventajas e inconvenientes, y propondremos formas de encontrar la que más se adapta a nuestras necesidades y gustos.

Obviamente, el mayor atractivo del mercado de segunda mano son sus precios competitivos. Igualmente, los impuestos que gravan la operación de compraventa son menores para viviendas usadas; por ejemplo el ITP oscila entre el 6% y el 8%, mientras que el IVA de vivienda nueva es del 10%. Además, como apunta un artículo publicado en el diario digital 20minutos.es, el coste siempre es más bajo si el piso necesita reformas. No obstante, convendría tener en cuenta las tarifas de éstas para hacernos una idea del “precio real” del piso.

Las reformas plantean dos caras: por un lado, conceden la posibilidad de un cambio integral de la vivienda y sus espacios, así como la sustitución de los materiales por otros más sostenibles; por otro lado, suponen un gasto adicional que no todos los compradores están dispuestos a soportar. Sin embargo, no hay que olvidar que la administración suele conceder ayudas y subvenciones para algunas de las obras que queramos llevar a cabo.

Una última ventaja del piso de segunda mano es su ubicación, ya que normalmente ocupa las zonas céntricas de las ciudades; en contra de la vivienda de nueva construcción, relegada a la periferia. Contra todos estos puntos a favor del piso usado, se alzan las principales ventajas de la vivienda nueva, recogidas en un artículo que elmundo.es publicaba el pasado año: su excelente calidad, sus prestaciones extras y la eficiencia energética.

De esta manera, la elección final entre primera o segunda mano debe surgir de una meditación paciente por parte del interesado. Una vez tomada la decisión, el reto está en enfrentarse a la actual oferta inmobiliaria, basta y diversa. Una buena idea parece la de dirigirse a portales de empresas de gestión de activos, que cuentan con útiles buscadores por criterios (precio, localización, tipología, etc). Entre ellas, se encuentran: Altamira Asset Management, Servihabitat, Solvia y Haya Real Estate. En el caso de esta última, durante el último año sus clientes han podido disfrutar de campañas de oportunidades que incluyen pisos de segunda mano, como Los días locos o la actual campaña de Precios Boom.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios