Aspirantes realizando las pruebas físicas - F. JIMÉNEZ
FUERZAS ARMADAS

El sueño de ser militar en Cádiz

Es la segunda provincia con más aspirantes a militar de tropa y marinería

CádizActualizado:

Gema se coloca frente a las marcas en el suelo, abre un poco las piernas, las flexiona, toma impulso balanceando los brazos y salta hacia delante. «¡Perfecto!», le dice el capitán Luque. Ha conseguido saltar el más de metro y medio que necesitaba para superar la prueba. Ahora tocan las flexiones y después los abdominales y la carrera. Es la última parte de un proceso de reclutamiento que comenzó en marzo y que, si pasa, cambiará su vida para siempre.

Esta gaditana tiene 23 años y es una de los 2.384 jóvenes de la provincia que se han presentado en el primer ciclo de selección para incorporarse a las escalas de tropa y marinería de las Fuerzas Armadas españolas. Hace tres meses comenzó la primera fase del ciclo, la de concurso-oposición. Lo primero, pedir cita previa, para después entregar la documentación con todas las titulaciones que se tengan. Lo mínimo exigido es el título de Enseñanza Secundaria Obligatoria. De ahí en adelante todo suma: formación profesional, grado, master, carnet de conducir, idiomas... son más puntos de baremo. Después los aspirantes, de los que se comprueba que no cuenten con antecedentes penales, tienen que superar una prueba de aptitud con 105 preguntas. «Los exámenes vienen de Madrid y se corrigen en red», explica el teniente coronel Ramón Negreira, jefe del Área de Reclutamiento de la Subdelegación de Defensa en Cádiz.

Un proceso de selección de cuatro meses

De los más de 2.000 que comenzaron, 900 han pasado la segunda fase y del 1 al 23 de junio, en dos tandas de 30 personas cada día, una a las 8:30 y otra a las 10:30 horas, deben realizar un reconocimiento médico, la analítica de psicotrópicos – y test de embarazo en el caso de las chicas, ya que no pueden estar embarazadas en el momento de ingresar -, una prueba de personalidad y las de aptitud física.