SOLIDARIDAD

La base de Rota corre contra el cáncer infantil

Este viernes se celebra en el recinto militar el III Cross organizado por la Asociación Pablo Ugarte

RotaActualizado:

El pequeño Pablo Ugarte sufrió un cáncer de huesos durante casi dos años y medio, por eso, sus padres decidieron crear la asociación que lleva su nombre para apoyar y ayudar a la investigación del cáncer, principalmente al cáncer infantil.

Este viernes la Asociación Pablo Ugarte (APU) celebra su III Cross en la Base Naval de Rota, con el objetivo de recaudar dinero para la investigación contra el cáncer, ya que el precio de los dorsales, 10€ por corredor, irá destinado a ello.

«Desde el primer cross, que celebramos en el colegio Marqués de Santa Cruz, la acogida fue fantástica», señalan en la asociación. El año pasado se decidió cambiar el emplazamiento y realizarlo en la base naval, ya que el padre de Pablo es marino, y «la Armada estuvo encantada. Se vuelca y nos ayuda en todo», destacan.

Este año realizarán el cross unas 450 personas, todas ellas personal que tiene acceso a la Base Naval de Rota, desde funcionarios, hasta militares españoles o norteamericanos o familiares o amigos de estos, ya que cada persona que dispone de acceso a la base puede avalar hasta a otras cinco que entren con ella. El motivo es sencillo, «no complicar la seguridad» del recinto militar.

Dos distancias, un objetivo

Habrá dos pruebas. La primera, de fondo largo, son 9.100 metros y se iniciará a las 10.30 horas y la segunda, de fondo corto, son 4.200 metros y la salida será a las 12.00 horas. «La carrera es campo a través. Consta de un circuito duro, de 2.248 metros, que los competidores de fondo largo tienen que completar cuatro veces y los de fondo corto, dos», explica el subteniente Antonio José Ramírez, de la Junta de Deportes de Rota. «Discurre entre pinos, con zonas de arena, subidas, bajadas», desarrolla.

«Aquí todo el mundo pone su grano de arena y colabora», cuenta el subteniente. Y es que, además de los corredores, unas 300 personas participan como dorsal 0 (sin correr pero colaborando con los 10€ del dorsal). «Es un momento de convivencia, autosuperación y todo por la gente que sufre o ha sufrido cáncer», señala.

Tras la carrera, habrá entrega de trofeos y medallas para los tres primeros clasificados de ambas pruebas, en categoría masculina y femenina. Y tras ello, una comida y un sorteo de regalos, donados por varias empresas. Desde la APU, precisamente, ponen en valor la contribución de los patrocinadores, que «son más que años anteriores» y que, subrayan, con sus contribuciones hacen posible que el dinero de los dorsales se destine íntegramente a la asociación.

Una jornada solidaria, de deporte y diversión para contribuir a la lucha contra el cáncer infantil.