La celebración del Toro del Aleluya en Arcos - LA VOZ
Toro de Arcos

El Ayuntamiento de Arcos no se plantea la eliminación del Toro del Aleluya

El consistorio afirma que «se triplicaron» las medidas de seguridad que exige la Ley y considera la muerte de Campito «un accidente fortuito»

CádizActualizado:

El Ayuntamiento de Arcos ya ha adelantado que la muerte que tuvo lugar durante la celebración del tradicional Toro del Aleluya no va a poner en peligro el mantenimiento de la fiesta en las próximas ediciones. Así lo ha asegurado la concejala de Seguridad Ciudadana del Consistorio arcense, María José González, que ha descartado cualquier responsabilidad municipal en lo ocurrido ayer en las calles de la ciudad.

González ha explicado que el Ayuntamiento cumplió a rajatabla con todas las medidas de seguridad que contempla la Ley para la celebración de este tipo de eventos. «La fiesta era legal, contaba con la autorización de la Subdelegación del Gobierno, que es la autoridad competente, y además, podemos decir, que nosotros no hemos escatimado en medidas de seguridad, ya que triplicamos las que marca la legislación», ha apuntado la edil.

Asimismo, la concejala responsable de Seguridad, ha asegurado que la muerte de Campito no debe abrir ningún debate en torno a la eliminación de una fiesta «que tiene un arraigo enorme no solo cultural y festivo sino también social». «Esta misma mañana nos hemos hecho eco de la muerte de tres españoles en los Alpes y nadie pide que se prohíban los deportes de montaña», ha aseverado. Además, ha apuntado que el debate sobre la prohibición o no de este tipo de festejos debe tratarse, en todo caso, en instancias superiores, y no en el Ayuntamiento de la localidad.

De hecho, la concejala asegura que el ponerse delante de un toro con un peso de 500 kilos, ya supone un riesgo enorme. En este caso, además, se trataba de un vecino de la localidad experto en este tipo de sueltas, «por lo que se ha tratado de un accidente fortuito por una caída o un despiste, nada que ver con las medidas de seguridad», ha apostillado al respecto.

Contra el maltrato animal

González también ha puesto de relieve la organización y el respeto que siempre ha mantenido el Ayuntamiento arcense en esta celebración. «Además de que contamos con más de 120 efectivos, entre Policía, Guardia Civil, Protección Civil y efectivos sanitarios, hasta cuatro ambulancias, tres de ellas con UCI y un hospital de campaña, instalado muy cerca del recorrido de los toros, también somos respetuosos con los animales para que no sean maltratados, por lo que el toro lleva también una protección», ha aseverado.

María José González ha apuntado que precisamente este despliegue sanitario permitió ayer salvar la vida al otro herido grave durante la celebración del Toro del Aleluya y que se encuentra ingresado en el Hospital Comarcal Virgen de las Montañas de Villamartín (Cádiz). «Esa primera intervención en el hospital de campaña le salvó la vida», ha apuntado, a la vez que ha destacado la labor con otra veintena de personas que también sufrieron heridas de diversas consideración durante el recorrido.

Desde el Ayuntamiento de Arcos estaban estudiando durante la mañana la posible declaración de dos días de luto por la muerte de Campito, el corredor fallecido durante la jornada de ayer a consecuencia de las heridas provocadas por la cogida del toro.

Por su parte, el alcalde de la localidad, Isidoro Gambín (PSOE), ha expresado su «apoyo y cariño» hacia la familia y allegados del fallecido, a quienes se ha puesto a su «total disposición».