Imagen del 'Grandeur', de la Royal, durante su paso por el astillero de Cádiz en noviembre de 2014.
Imagen del 'Grandeur', de la Royal, durante su paso por el astillero de Cádiz en noviembre de 2014. - A. V.
INDUSTRIA

El astillero gaditano estrenará 2018 con la reforma integral de un crucero de Royal

Navantia colocará una estructura en una de las cubiertas del 'Mariner of the Seas', que servirá para ampliar los camarotes

CÁDIZActualizado:

La factoría gaditana de Navantia estrenará el nuevo año con una obra de calado en un crucero de la compañía Royal Caribbean. Se trata del 'Mariner of the Seas', que se someterá a una transformación integral que incluye, entre otras actuaciones, la incorporación de un bloque en una de sus cubiertas para albergar nuevos camarotes.

La factoría también tiene un contrato de calado para el mantenimiento del petrolero 'Deep Energy'

Los técnicos de Navantia han iniciado los primeros trabajos para la fabricación de la estructura. No es la primera vez que el astillero de la capital se embarca en una obra de esta envergadura. En marzo de 2015 , el 'Explore of the Seas', también de la Royal, se sometió a una cirugía idéntica en un tiempo récord.

Fuentes consultadas por LA VOZ han destacado que el barco entrará en las instalaciones de Navantia a primeros de febrero y permanecerá un mes en ellas. Curiosamente, el 'Mariner' había reservado dique en Cádiz para diciembre, pero se ha aplazado su llegada hasta febrero de 2018 debido a la ocupación que registra la factoría hasta final de año con otras varadas. La intervención en el 'Mariner' generará un efecto inducido en la economía local debido al negocio que genera la presencia de más de un millar de operarios en la planta gaditana. El 'Explorer of the Seas', por ejemplo, vino con 2.000 operarios para acometer su reforma. A este contingente se sumó también medio millar de personas procedente tanto de la industria auxiliar como del propio astillero. En total, más de 3.000 obreros estuvieron trabajando a tres turnos durante 24 horas al día en abril de 2015. Precisamente en abril de ese mismo año, la Royal firmó con Navantia la renovación del contrato por, al menos, cinco años más, para el mantenimiento de la flota de cruceros que opera en el Mediterráneo.

Una obra idéntica se realizó en 2015 al 'Explorer' y congregó a más de 2.000 operarios

La relación entre Royal Caribbean y Navantia comenzó en noviembre de 2011 cuando la naviera delegó en los astilleros españoles la modernización del 'Splendour of the Seas'. El astillero de Cádiz cumplió en un tiempo récord, un mes, la instalación de una "cola de pato" en el barco para aumentar su estabilidad y coordinó la modificación de más de un centenar de camarotes, así como la extensión de las alas del puente de mando.

Royal Caribbean aprovechó también para remodelar todas las zonas de ocio del barco. Esta obra significó un importante aval para Navantia. La naviera quedó muy satisfecha con el resultado y al año siguiente envió a la planta gaditana al 'Grandeur' y al 'Serenade'.

Royal Caribbean se creó en 1968 gracias a al fusión de tres navieras noruegas. Cuenta con 21 barcos y la mayor parte de su nueva flota la compró entre 1998 y 2005. No es el único operador naval que ha confiado sus cruceros a Navantia.

Balance positivo

El segundo barco que mantendrá ocupada a la plantilla del astillero de Cádiz en el inicio de 2018 será el petrolero 'Deep Energy' que llega a la bahía para bordar una importante obra de mantenimiento en maquina y casco.

El astillero de Cádiz ha mantenido el tipo a lo largo de este año aunque el balance de reparaciones ha sido inferior al de 2016. El año pasado fueron 16 los buques los que entraron en las instalaciones de la capital para labores de mantenimiento, mientras que este año han sido ocho y para el próximo ya hay programadas diez actuaciones. La factoría gaditana se encuentra en estos momentos en el sprint final. Tiene asegurada también la carga de trabajo en diciembre. Al margen del 'Juan Carlos I', en noviembre ha reparado en dique el buque 'Kenoz' y también a los cruceros 'Sovereign', de Pullmantur, y al 'Dream', de la Thomson.