POLÍTICA

El alcalde de Chipiona anuncia su dimisión

El alcalde de Chipiona ha comunicado los motivos de su cese de funciones, que su entorno atribuye a la presión por la sentencia de derribo de viviendas ilegales

E. MARTOS Cádiz - Actualizado: Guardado en:

El alcalde de Chipiona, Antonio Peña (PP), presentará este martes su dimisión de manera formal. El regidor ha confirmado el rumor que circulaba por la localidad desde hace días por medio de una convocatoria de rueda de prensa que celebrará mañana para explicar los motivos. Y hasta entonces ha pedido discreción a los miembros del equipo de Gobierno. Sin embargo, fuentes de su partido apuntan a la presión que Peña estaba sufriendo por la ejecución de más de una veintena de sentencias de demolición de viviendas ilegales.

Esa fue la herencia envenenada que se encontró en 2011 cuando este médico de familia llegó a la Alcaldía de Chipiona. La anterior corporación que dirigía el socialista Manuel García se vio en la tesitura de enviar 300 expedientes de construcciones ilegales a la Fiscalía de Medio Ambiente hace nueve años. El proceso continuó con una cascada de sentencias que exigían el derribo a pesar de los esfuerzos por dar un encaje legal a esas viviendas en el entorno urbano. El anterior alcalde lo intentó solicitando una modificación del PGOU a la Junta que fue rechazada y el actual hizo lo propio cuatro años después con idéntico resultado.

El asunto viene coleando desde entonces y las presiones han aumentado con la amenaza de una acusación desobediencia que recaería sobre el propio Antonio Peña. Y ese no sería su único problema con la Justicia. El primer edil también se ha visto involucrado en el llamado caso 'uniformes' que investiga un presunto caso de corrupción en la compra de vestimentas y equipamientos municipales a una empresa vinculada al exalcalde de Rota, Lorenzo Sánchez (RRUU). El asunto lo obligó a sentarse en el banquillo junto al propio Sánchez; su sucesora, Eva Corrales, y otras 17 personas más. La pena a la que se enfrenta son nueve años de inhabilitación para cargo público.

Fue precisamente tras su paso por la Audiencia Provincial cuando el todavía regidor chipionero se comenzó a replantear el regreso a la medicina a tiempo completo. Peña, que tiene plaza en el centro de salud de su localidad, ha solicitado al SAS reincorporarse a su consulta con dedicación exclusiva, pues hasta ahora lo venía haciendo de manera parcial para compaginar su profesión con las responsabilidades municipales.

Una vez que se haya registrado su dimisión, la primera teniente de alcalde, Davinia Valdés, tendrá que convocar un Pleno extraordinario para volver a investir al nuevo alcalde y no hay que olvidar que el nombramiento de Antonio Peña hace algo más de un año no resultó fácil. Los populares ganaron las elecciones pero no con la mayoría suficiente. Lograron apenas ocho concejales de 17, lo que abría la posibilidad a un gobierno de coalición entre PSOE (5 ediles) e IU (4 ediles). Ambos partidos marearon la perdiz sin aclarar qué ocurriría hasta la mañana misma de la investidura, cuando los dos grupos votaron a sus respectivas candidatas, lo que lo mantuvo en el sillón de la Alcaldía.

Con la renuncia de Peña ya serían dos los ayuntamientos que han cambiado de alcalde desde junio de 2015. El primero fue el tarifeño Juan Andrés Gil (PP), tras una moción de censura que provocó el vuelco político en la localidad y puso al frente al socialista Francisco Ruiz.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios