Montaje de estructuras en la planta de Alestis
Montaje de estructuras en la planta de Alestis - A. V.
INDUSTRIA

Airbus mueve ficha para la venta de Alestis

Cuatro años después de su rescate se inician los primeros contactos con empresas del sector para que constituyan un proveedor aeronáutico único en España de primer nivel

CÁDIZActualizado:

La compañía Alestis Aerospace está en venta. El gigante europeo del sector aeronáutico Airbus, su principal accionista, ha iniciado conversaciones para desprenderse de esta empresa, que rescató de la quiebra en 2013 tras imponer un duro plan de saneamiento. Airbus tiene que resolver sus problemas internos sobrevenidos a consecuencia de los programas del avión de transporte militar A400M y del superjumbo A380, cuyas ventas han caído en picado. Esta situación conlleva ajustes en la estructura de Airbus y la compañía, por ello, no está para seguir pilotando la a una empresa proveedora que rescató en 2013 y que ya tiene garantías de futuro gracias a la carga de trabajo de que dispone.

Cabe recordar que Alestis era proveedor de primer nivel de Airbus y sus problemas económicos pusieron en serio peligro el desarrollo del programa del nuevo avión A-350.  El proyecto emblemático de Airbus para conquistar la aviación civil estaba en juego. Se trataba de un modelo de avión sin precedentes en cuanto a ahorro de combustible y versatilidad. El rescate de Airbus sobre Alestis garantizó, por un lado, el empleo, especialmente en la Bahía de Cádiz, y, por otro, el cumplimiento de los plazos para que el A-350 fuera un éxito y volara alto. Alestis tiene subcontratada la construcción del cono de cola y la 'belly fairing' o panza de este modelo de avión. El tiempo ha pasado y Airbus quiere ahora soltar lastre.

Este periódico ha podido confirmar que la dirección de Airbus en España ha iniciado la ronda de contactos para vender Alestis al mejor postor y lograr que su nuevo propietario se convierta en proveedor único.

Airbus tiene que resolver sus problemas internos sobrevenidos con los ajustes en los programas A400M y A380

Para entender la operación de Airbus con Alestis es necesario antes tener claros algunos conceptos. Los programas aeronáuticos de Airbus se nutren, al margen de la producción propia, de la subcontratación. Estas empresas auxiliares que participan en el desarrollo de los programas de Airbus son consideradas, según la experiencia y el volumen de los contratos que asumen, como operadores de primer nivel o Tier 1. Airbus tiene en España tres empresas bajo esta denominación. Se trata de la vasca Aernnova y la burgalesa Aciturri, además de la andaluza Alestis que, de momento, está bajo su control y amparo.

La venta de Alestis forma parte de una estrategia empresarial de especial calado para los intereses de Airbus que, por un lado, le permitirá aliviar peso en su estructura organizativa como empresa y, de otra parte, abrirá el camino hacia la constitución de un solo proveedor oficial en nuestro país. De esta forma, las conversaciones de Airbus para vender Alestis se están llevando a cabo muy especialmente con los responsables de Aernnova, aunque no se descartan conversaciones con otros proveedores internacionales. Fuentes consultadas por LA VOZ  no descartan que el final de este camino culmine con la compra de Alestis por parte de Aernnova y la posterior alianza con Aciturri para alumbrar un proveedor de primer nivel netamente español. La operación debe estar cerrada antes de un año. La maniobra ha suscitado el recelo de la plantilla en las plantas de Cádiz y Sevilla que ven con temor como la operación puede conllevar a la duplicidad de puestos de trabajo y, por tanto, a posibles despidos.

Conflicto salarial

La compañía Aernnova, con sede en Vitoria (Álava), es la mejor posicionada en el tablero. Nació en 1986 y desde entonces no ha parado de crecer. Participa en una veintena de programas aeronáuticos, factura más de 600 millones de euros y cuenta con una plantilla de 4.300 trabajadores repartidos por plantas en el País Vasco, Orense, Madrid, La Rinconada (Sevilla), Cádiz, Illescas (Toledo), México, Brasil, Rumanía, China y Estados Unidos. En el caso de Cádiz, su representación se encuentra en la Zona Franca en la planta de Intec-Air. Se trata, por tanto, del primer Tier 1 de España y el décimo del mundo.

Aciturri, por su parte, asentada en Miranda de Ebro (Burgos), nació en 1977 y sus pasos han sido menores que Aernnova, aunque forma parte del elenco aeronáutico nacional con 1.440 trabajadores y la participación en programas de Boeing, Airbus, Embraher.

Las plantas de Puerto Real y El Puerto son claves en esta operación de compraventa, cuya negociación durará un año

Llegados a este punto cabe preguntarse qué motivos mueven ahora a Airbus para desprenderse de Alestis. El plan de saneamiento impuesto en 2013 para su rescate sigue su curso hasta 2021 y recibió el respaldo del Gobierno de la nación, a través de la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI), entrando en el accionariado a cambio de la deuda contraída con la Administración con un 24%. Unicaja también se encuentra entre los accionistas de Alestis con el 14%. Airbus considera ahora que es el momento de vender antes de asumir más responsabilidades económicas y sociales con su plantilla.

El último conflicto vivido en el seno de Airbus con Alestis tuvo lugar, precisamente, el pasado julio cuando el comité de empresa de las dos plantas gaditanas (El Puerto y Puerto Real) anunciaron movilizaciones y paros para exigir la equiparación salarial con los trabajadores de Alestis de Sevilla.

La operación permitirá a Airbus aliviar su estructura organizativa y recuperar lo invertido

El consejero delegado de la empresa Javier Díaz Gil se vio obligado a enviar una carta a los trabajadores donde explicaba la delicada situación de la empresa que, aunque era notable su mejoría, aun se encuentra en perdidas. No obstante, Díaz recordó en la misiva  que en 2014 se llegó a un pacto con CC OO y UGT que significó la estabilidad laboral y la paz social para superar el proceso de restructuración de la compañía, abocada a la quiebra y rescatada por Airbus. En la carta, Díaz Gil aludió a los 271 millones de euros que aún restaban por devolver para lograr el equilibrio y zanjar las deudas y recordó también a los sindicatos que la compañía invirtió en las plantas de la Bahía de Cádiz más de 200 millones de euros para hacerlas más competitivas y poder afrontar con solvencia la producción. Igualmente señaló que los costes salariales del convenio colectivo del Metal por el que se regula la plantilla de Cádiz es un 27% más elevado que los del convenio del Metal de la provincia de Sevilla.

Ante esta situación, el director general pidió prudencia y paciencia a los delegados sindicales. Así, el pasado 28 de septiembre, empresa y comité llegaron a un acuerdo para negociar la equiparación salarial, que será efectiva a partir del 1 de enero de 2020.

De momento, la tutela de Airbus sobre Alestis parece que toca a su fin.