Línea de montaje de los 'fan cowl' donde se utiliza el dron - ANTONIO VÁZQUEZ
INDUSTRIA

Airbus aplica en El Puerto el uso de drones en su cadena de montaje

Incorpora el robot volador en su línea de producción de piezas para el avión A320Neo

La implantación de esta tecnología es pionera y la factoría portuense la exportará al resto de plantas de la compañía

CÁDIZActualizado:

El liderazgo de una empresa se mide en su capacidad de innovación. Esta mítica frase del padre de Apple, Steve Jobs, ha marcado, en cierto modo, el afán empresarial por la superación y la competitividad. Uno de los mejores ejemplos de esta máxima lo encontramos en el Centro Bahía de Cádiz (CBC) de Airbus, en el polígono Tecnobahía de El Puerto, donde se acaba de presentar uno de los mayores hitos de la revolución tecnológica aplicada a la industria. Los ingenieros de la factoría portuense y los técnicos y jefes de desarrollo del Centro Avanzado de Tecnología Aeroespacial (CATEC) han puesto en marcha la utilización de drones en los procesos de fabricación, es decir, los robots voladores han entrado a formar parte de la cadena de montaje.

De esta forma, Airbus da un paso al frente en la incorporación de nuevas tecnologías en sus procesos productivos y se consolida como referente en lo que se ha venido a llamar como 'Industria 4.0'. De momento, la implantación del dron en la cadena de montaje está en fase experimental, pero se confirma que será un elemento más que exportará la planta gaditana al resto de factorías de Airbus a corto plazo. El director de la factoría portuense de Airbus, Prudencio Escamilla, ha presentado esta novedad coincidiendo este jueves con la celebración del Día Internacional del Dron y ha explicado las ventajas que tiene su aplicación en las grandes líneas de montaje.

Hasta ahora el dron se utilizaba para fotografía y inspección, pero Airbus ha desarrollado la técnica para uso industrial

La ciencia ficción pasa a ser realidad. Hasta ahora, los drones se han utilizado como instrumentos para la fotografía aérea o la inspección. De hecho, Navantia ha empleado estos aparatos para comprobar el estado de algunas estructuras de los barcos y también para inspeccionar el interior de los tanques de combustible. El resultado de las pruebas ha sido óptimo y ha permitido verificar y corregir anomalías. La compañía naval, que también ha apostado por la implantación de lo que se ha venido a bautizar como 'Astillero 4.0', la revolución tecnológica y industrial aplicada en lo más amplio de su concepto, ha desarrollado esta actividad en el astillero de Ferrol y plantea ahora exportarlo a otros centros de trabajo.

El dron en pleno vuelo por la nave de Airbus
El dron en pleno vuelo por la nave de Airbus - A. V.

La novedad que presenta la iniciativa de Airbus no es otra que la incorporación de una máquina voladora y autónoma a un proceso de producción propio. En estos momentos, el dron de la factoría portuense se utiliza como vehículo de transporte logístico para distribuir de un sitio a otro herramientas de trabajo en la línea de montaje. La prueba experimental se lleva a cabo en la línea de montaje de los 'fan cowl' o cubre-motores del avión A320neo de Airbus que se fabrican en la factoría del polígono Tecnobahía. Esta actividad del dron en una planta industrial es pionera y se extenderá al resto de factorías del gigante aeronáutico. Este invento se denomina proyecto 'Arcow' y ha nacido gracias a un consorcio formado por Airbus, CATEC y la Universidad de Sevilla.

Agilidad y eficacia

No ha sido fácil llegar a este punto. Para ello han sido necesarios más de cinco años de I+D+I para desarrollar una aplicación que permita al dron sobrevolar el interior de la factoría garantizado con ello la seguridad y la agilidad en los tiempos de entrega. Así, el director general de CATEC, Joaquín Rodríguez, ha explicado este jueves durante la presentación de la nueva tecnología aplicada a los procesos industriales que "nos encontramos ante un hito internacional", ya que ha sido un proyecto complejo y del que ahora se ven sus resultados en materia de producción. La empresa gana competitividad y, sobre todo, reduce tiempos en la cadena de montaje. En este sentido, el director del planta del CBC-Airbus de El Puerto, Prudencio Escamilla, ha explicado que el dron no sustituye a la mano de obra humana sino que aporta valor añadido al proceso de automatización de la planta.

La planta portuense ha tenido que adelantarse al futuro con nuevas tecnologías para poder cumplir con las nuevas necesidades de producción. La planta que dirige Escmilla fabrica piezas en fibra de carbono y en chapistería metálica para los modelos de avión C-295, A400M, A320Neo y 737 Max, de Boeing, entre otros, y, partir de ahora, la cadencia de producción se multiplica para poder atender los pedidos. La utilización del dron en el transporte de componentes dentro de la fábrica permite recortar minutos al reloj pero, al mismo tiempo, contribuye a evitar fallos, ya que su actividad está programada y no hay lugar al despiste en cuanto a las piezas o herramientas que se transportan para cubrir la demanda de producción.

A la puesta de largo del proyecto Arcow en la factoría del parque Tecnobahía de Airbus han asistido el alcalde de El Puerto, David de la Encina, la delegada provincial de Economía, Gema Pérez, la responsable de la Agencia IDEA, de la Junta, Rosa Mellado, y director de automatización y nuevas tecnologías de la planta portuense, José Ramón Astorga, que se ha encargado de explicar el proceso de diseño, fabricación y utilización del dron.

El proyecto Arcow nace gracias a un consorcio entre Airbus, CATEC y la Universidad

Por su parte, el director de la planta, Prudencio Escamilla, aclaró que Airbus no se dedica a fabricar drones industriales, aunque la compañía sí que tiene una división aeroespacial para el desarrollo de esta tecnología. Adelantó que la planta necesitaría, al menos, cuatro drones industriales para cubrir la línea de montaje.

Astorga, por su parte, señaló que se ha desarrollado un programa informático para el suo de esta tecnología en una planta industrial, donde se realizan vuelos a 70 metros de altura y con una autonomía de hasta 14 minutos. La ruta de navegación del dron está trazada en lo alto de la planta y la descarga de las piezas que transporta se lleva a cabo en grandes cestas, cerca de las mesas de montaje donde se encuentran los operarios.

La delegada provincial de Economía, Gema Pérez, apuntó varios datos estadísticos que sitúan a Cádiz como pieza clave del polo aeronáutico de Andalucía. Así, según el último estudio del BBVA, Cádiz es la sexta provincia de España donde más se ha innovado. La radiografía aeronáutica elaborada por la Junta sobre el impacto de este sector en la economía regional desvela que la aeronáutica en Cádiz la integran 41 empresas que pertenecen a la industria auxiliar o trabajan como subcontratistas tanto para empresas tractoras como para otras auxiliares. Respecto a la ubicación, destaca El Puerto como ciudad que alberga mayor número de empresas auxiliares con 13 de ellas (32%), seguido de la capital con 11 (27%) y Puerto Real con ocho (20%).

Vista parcial de una de las secciones de la planta
Vista parcial de una de las secciones de la planta - A. V.

Estas empresas se centran sobre todo en los servicios especializados de ingeniería aeronáutica o actividades de montaje de medianos y pequeños conjuntos. Además, el 58% de las empresas han sido creadas para cubrir las necesidades del sector y únicamente el 16% provienen de la Universidad (spin off). En lo que respecta al empleo, el estudio refleja que las empresas de Cádiz aglutinan el 22% del empleo directo del sector en Andalucía, y suma un total de 2.599 puestos de trabajo entorno al sector en la provincia. Según las entrevistas realizadas a las empresas del sector, se trata de empresas fuertes y de gran tamaño, ya que un 42% de las mismas posee un número de trabajadores superior a 50. Por otro lado, el eje Sevilla-Cádiz protagoniza casi el 100% de las exportaciones del sector.