La Policía traslada a uno de los detenidos.
La Policía traslada a uno de los detenidos.
INCAUTACIÓN DE RÉCORD

El abordaje al barco de las 3,8 toneladas de cocaína: muy peligroso y a oscuras

Fue tal la exactitud del operativo del GEO y Vigilancia Aduanera que los narcos no se dieron ni cuenta de que habían sido pillados

Actualizado:

En la operación que ha logrado intervenir en alta mar casi 4 toneladas de cocaína ha sido primordial la participación del buque de operaciones especiales, 'Fulmar', nave insignia de la flota de la Agencia Tributaria. El barco partió de Cádiz para interceptar al buque 'Thoran' cuando tocara aguas españolas.

La investigación, coordinada por el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), permitió localizar al remolcador a mediados de septiembre a unas 360 millas náuticas de Guyana, por lo que se pudo calcular que, por su ruta y velocidad, llegaría a costas españolas a mediados de octubre.

A unas 540 millas náuticas de las islas Canarias llegaron hasta él la madrugada del lunes al martes en medio de una fuerte marejada. Permanecieron cerca, a oscuras para no ser vistos y cuando ya se encontraban a una distancia de unas trece millas, echaron al agua una de sus patrulleras. En ella se embarcaron cuatro agentes del GEO de la Policía Nacional y otros cuatro funcionarios de Vigilancia Aduanera, entre ellos el experimentado patrón.

Cuando los agentes de la Policía abordaron el barco los narcotraficantes, seis turcos y otro ciudadano de Azerbayán, no ofrecieron resistencia. Es más, fue tal la exactitud del operativo que no se dieron cuenta que habían sido cazados. Aunque no fueron violentos no dieron ninguna información sobre dónde escondían la droga. Pero al llegar al muelle gaditano el plan ya se les torció del todo. Los expertos agentes del Grupo de Operaciones e Intervenciones Técnicas (GOIT) de la Policía Nacional encontraron la droga debajo del suelo de la cocina del barco. Allí, escondidos en un tanque sellado estaban los 165 fardos de cocaína que habrían alcanzado un precio de unos 120 millones de euros mínimo.

«Ha sido una de las mayores incautaciones que ha realizado a lo largo de su historia la Agencia Tributaria», destacaba en la rueda de prensa el responsable del órgano en Andalucía, Jorge Ramírez. Es tal la magnitud de esta operación que la incautación de las 3,8 toneladas supone casi un tercio de la droga que intervino Vigilancia Aduanera durante todo 2016, cuando aprehendió 11 toneladas.

Según informó el coronel de la Comandancia de Cádiz, Alfonso Rodríguez, las primeras pesquisas partieron de Alicante, cuando agentes de la Guardia Civil supieron que se preparaba un importante alijo cuyo destino era España. Tras trasladar la información al CITCO la operación conjunta se puso en marcha.

La patrullera con la que se realizó el abordaje.
La patrullera con la que se realizó el abordaje.

MÁS INFORMACIÓN: EL MAYOR ALIJO DEL AÑO LLEGA A CÁDIZ