Sábado, 7 de octubre de 2006
Registro Hemeroteca

en

CULTURA

Cultura
'El Quijote' como pretexto Antología poética a la vista
Benítez Ariza publica en un libro los artículos donde analiza la realidad a partir de pasajes de la obra cervantina
'El Quijote' como pretexto Antología poética a la vista
ARTICULISTA. Benítez Ariza en un acto en la Fundación C. Bonald.
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
MÁS INFORMACIÓN
Nombre: 'Gigantes y molinos'.

Autor: Benítez Ariza.

Editorial: Renacimiento.

Precio: 9 euros.

Publicidad

Hace mucho tiempo que a José Manuel Benítez Ariza se le quedó grabado un eslogan en la cabeza. Hablaba de un tiempo de promoción lectora, de una época donde aún no se temía tanto a la cultura. Un libro al año no hace daño pero uno a la semana es una costumbre más sana. Con su frase televisiva marcada en el alma inició su vida entre volúmenes y versos, discurrió su afición lectora y, más tarde, los recorridos de su propia creatividad sobre el papel en blanco. Poeta, narrador y articulista, su última publicación resume su íntimo homenaje a una obra que le ha enseñado a vivir y le ha hecho crecer en sus relecturas. Gigantes y molinos recoge los artículos escritos por el gaditano entre diciembre de 2004 y todo 2005 con motivo del cuarto centenario de El Quijote.

«Fue una ocurrencia de tantas que se tienen. Al igual que he escrito sobre otros temas como el cine u otros libros pensé en usar pasajes de El Quijote como pretexto para el periodismo. Me di cuenta de que podía ofrecer claves para profundizar en la problemática del hombre contemporáneo», asegura el escritor para quien la obra cumbre de la literatura hispánica «muestra situaciones, motivos y escenas que son de interés para el hombre de todos los tiempos. En él se habla del amor, la cultura, el paisaje, la sociedad, la política o la injusticia. Todo está allí».

Y es que para Benítez Ariza es precisamente esta universalidad la que proporciona a la obra su entidad como título cumbre de la literatura. «Los clásicos se caracterizan porque cada vez que los lees descubres cosas nuevas», explica antes de reconocer cómo este acercamiento periodístico al volumen le ha permitido acceder de alguna manera al hombre que hay detrás del libro. «He sentido que descubría un diario oculto de Cervantes», asegura.

Autor de títulos como Las islas pensativas o Lluvia ácida Benítez Ariza mantiene una larga relación con El Quijote, que reconoce haber leído unas seis o siete veces en su totalidad, «a veces también leo fragmentos o tomo trozos para mostrárselos a mi hija».

Entre las beldades de esta parte insustituible del canon, el escritor señala su capacidad para la ironía, «como antídoto contra esa seriedad del burro que se traduce en lo políticamente correcto» porque «las normas de los poderosos han existido siempre, en la época de Cervantes y también ahora».

Con pasajes memorables reinterpretados en artículos como La muerte de Don Quijote o El Hidalgo en la ciudad, los artículos refieren temas como el provincianismo entendido desde la ternura o la debilidad por los libros viejos. Centenares de ítems que han despertado la imaginación de un poeta que reconoce tener, cada vez más, «el articulismo como método de acercamiento a la realidad».

Articulismo y lectura

«Escribir artículos durante tantos años me ha hecho vivir a la búsqueda de pretextos, de incitaciones que te hagan conectar con tu forma de reflexionar y elaborar un discurso. Es así como sale un artículo que puede acabar dios sabe dónde porque es una disertación libre, todo ello sin pedantería y con una buena dosis de ironía y sentido del humor», enumera el autor como quien refiere una mimada receta.

Ávido lector desde su infancia, Benítez Reyes reivindica la compañía del libro como bálsamo para las nuevas formas de vida. «Es una pena que los clásicos tengan para una parte de la población ese halo de cosa anticuada, historicista o académica. Es cierto que toda obra de siglos tiene ciertas barreras idiomáticas pero nada que no sea subsanable con curiosidad y unas buenas citas a pie de página. El problema es que al lector ocasional de best sellers le cuesta trabajo enfrentarse a esto, pero no debiera ser así para un lector medio, no si nuestros sistemas educativos fueran lo suficientemente buenos», señala.

«Leer es una forma de aprender a estar solo, a pensar en las cosas de uno. Algo que le falta al hombre contemporáneo. Estar solo es una magnifica oportunidad de aprender de uno mismo y, si se está con personajes como Don Quijote y Sancho, pues mejor que mejor». Dice sonarle «algo raro, como a viejo» eso de estar a punto de publicar su antología, pero a Benítez Ariza la voz se le ilumina al comprobar el fruto de esta época en la que «ha decidido volcarse sobre la poesía». Fruto de ella es el próximo libro en el que ahora trabaja y también la publicación -por la editorial Renacimiento- de sus seis libros de poemas: Expreso y otros poemas, Las amigas, Cuento de invierno, Malos pensamientos, Los extraños, Cuaderno de Zahara y Cuatro nocturnos. Prologados por el también escritor Felipe Benítez Reyes, la publicación servirá para unir la producción lírica de una de las voces más importantes de la nueva poesía gaditana.



 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad